Carlos López agosto 29, 2017

La OACI y Nepal resolvieron con éxito conjuntamente una preocupación significativa de seguridad operacional (SSC) en dicho Estado el mes pasado, al cabo de una gestión coordinada de asistencia multilateral en el marco de la iniciativa Ningún país se queda atrás de la Organización.

​La SSC relacionada con operaciones de aeronaves que se rectificó mediante esta cooperación se había detectado en una misión del Programa universal de auditoría de la vigilancia de la seguridad operacional (USOAP) en 2013. La Alianza para la asistencia en la implantación de la seguridad operacional de la aviación (ASIAP) de la OACI había dado prioridad a la asistencia técnica a Nepal en 2015.

​“Con la resolución de esta cuestión, mediante una acción coordinada de creación de capacidad y el apoyo de Estados donantes y organizaciones internacionales, la OACI y Nepal han contribuido a mejorar aún más la seguridad operacional en Nepal”, subrayó el Dr. Olumuyiwa Benard Aliu, Presidente del Consejo de la OACI. “Nuestra labor, en el marco de la iniciativa Ningún país se queda atrás, apunta específicamente a que los Estados se beneficien con la asistencia y la creación de capacidad que necesiten para que puedan contar con una conectividad mundial acorde con las normas de la OACI”.

Anuncios

​El proyecto de asistencia técnica de la OACI, iniciado en 2016, se realizó mediante un plan preacordado y elaborado conjuntamente con Nepal. La financiación del programa de asistencia también fue colaborativa, ya que las contribuciones locales se complementaron con recursos del Fondo de la OACI para la seguridad operacional de la aviación (SAFE).

​Nepal recibió también el apoyo continuo del Proyecto de Desarrollo cooperativo de la seguridad operacional y el mantenimiento de la aeronavegabilidad en Asia Meridional (COSCAP-SA). A los esfuerzos de Nepal se sumaron varias visitas de expertos técnicos de la Oficina regional de la OACI en Bangkok, además de la asistencia proporcionada por un equipo de expertos durante una misión del equipo de acción combinada (CAT) a Nepal en 2016.

​“Queremos expresar nuestro reconocimiento y profundo agradecimiento a los Estados y organizaciones que aportan recursos a estas iniciativas, ya sea en forma directa o mediante sus contribuciones al Fondo SAFE, y que colaboran tan eficazmente con nosotros para mejorar la seguridad operacional, entre otros objetivos”, enfatizó la Dra. Fang Liu, Secretaria General de la OACI. “Al impulsar el logro de los Objetivos estratégicos de la OACI mediante una colaboración eficaz en función de los costos, estamos contribuyendo a que los Estados se beneficien con servicios de transporte aéreo operacionalmente seguros, protegidos y eficientes, que a su vez proporcionan un gran apoyo a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible”, añadió.

​La iniciativa Ningún país se queda atrás de la OACI se puso en marcha en 2014 para lograr una aplicación más efectiva de las normas de aviación civil de la OACI en los 191 Estados miembros de la Organización. En el marco de la iniciativa, se lleva a cabo una amplia gama de programas de asistencia colaborativa y creación de capacidad en todas las regiones de la OACI.

Fuente: icao.int

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: