Carlos López mayo 31, 2018

Las tripulaciones de cabina en los aviones tienen ahora mejores herramientas que les ayudan a prevenir la trata de personas en los vuelos comerciales, tras el lanzamiento hoy de las nuevas Directrices para la instrucción de la tripulación de cabina sobre reconocimiento y respuesta a la trata de personas elaboradas por la OACI y la ACNUDH.

Las nuevas directrices, presentadas  en el Foro OACI-ACNUDH que se desarrolla en Ginebra, fueron recibidas como una contribución oportuna y esencial si se tiene en cuenta que aún hoy en día una de cada 200 personas en el mundo se encuentra sometida a condiciones forzadas de vida y trabajo como consecuencia de la trata, una práctica considerada el equivalente moderno de la esclavitud (fuente estadística: OIT).

El transporte aéreo cumple una función esencial de enlace entre destinos mundiales, lo que hace de las aeronaves modernas una de las principales opciones de traslado para los tratantes internacionales. Esto multiplica las posibilidades de que el personal de las líneas aéreas se encuentre en algún momento frente a frente con víctimas y victimarios de la trata de personas.

Anuncios

Los tripulantes de cabina en especial están en el lugar ideal para observar a los pasajeros a lo largo del vuelo, permitiéndoles detectar y asistir a las posibles víctimas. Pero el instinto no basta: es preciso que también adquieran una mayor conciencia y que desarrollen habilidades, uno de los objetivos centrales de la nueva publicación OACI-ACNUDH.

“Estas directrices elaboradas conjuntamente por la OACI y la ACNUDH contribuirán a fortalecer la conciencia de las tripulaciones de cabina respecto a los distintos tipos de trata con los que pueden encontrarse, quiénes son las víctimas y los victimarios, y cuáles son los signos que deben observar para confirmar que están frente a un caso de trata”, señaló la Secretaria General de la OACI, Dra. Fang Liu. “Un aporte crucial del documento es que también informa a las tripulaciones de cabina sobre los procedimientos de notificación y respuesta que deben seguir en el caso de encontrarse frente a una posible situación de trata”.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo por su parte que las directrices conjuntas son un instrumento potente para proteger y asistir a las víctimas de la trata.

“Uniéndonos, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, la OACI y el sector de la aviación en general nos hemos dotado de los medios para contribuir sensiblemente a erradicar un flagelo deleznable que usa y se abusa de las personas, atropellando sus derechos humanos. Juntos podemos hacer la diferencia en defensa de los derechos de las víctimas de la esclavitud moderna”, agregó.

Fuente: ICAO.int

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: