Carlos López noviembre 30, 2018

La OACI planteó esta semana una serie de prioridades y expectativas para los Estados de Latinoamérica, durante los discursos pronunciados por el Presidente del Consejo y la Secretaria General de la Organización en la 23ª Asamblea Ordinaria de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (CLAC).

El Presidente del Consejo de la OACI, Dr. Olumuyiwa Benard Aliu, recalcó a los allí presentes que el tema principal de la mesa redonda del evento, “Competitividad del transporte aéreo en América Latina”, ponía de manifiesto la relación crucial entre las medidas concertadas por los Gobiernos para invertir y mejorar su nivel de cumplimiento de las normas y métodos recomendados (SARPS) de la OACI “y el aumento resultante de la conectividad del transporte aéreo internacional, tan indispensable para la prosperidad de todos los Estados, especialmente aquellos que ostentan la condición de pequeños Estados insulares en desarrollo”.

Al referirse a los pequeños Estados insulares en desarrollo, el Presidente del Consejo aludió con entusiasmo a los recientes compromisos y liderazgo de Cuba en materia de transporte aéreo y reconoció que “el cumplimiento de los SARPS de la OACI y la mejora resultante de la conectividad de la aviación han repercutido de forma bastante directa en su economía nacional”.

Anuncios

“Dado que 2017 fue un año sin precedentes para el turismo del país y que las aeronaves comerciales transportaron más de cuatro millones de turistas de los 4,7 millones que viajaron hasta y desde sus costas, estoy seguro de que todos estamos de acuerdo en que la aviación civil de Cuba es próspera y dinámica, y que su crecimiento futuro y sostenible es incuestionable”, señaló.

A nivel regional, indicó que “la prosperidad claramente aumenta a medida que los Estados incrementan su conectividad del transporte aéreo con otras naciones y socios comerciales, siempre y cuando garanticen las inversiones necesarias en sus proyectos de desarrollo de la aviación y gestionen estos de acuerdo con las mejores prácticas y los socios que les presentamos en nuestros foros mundiales sobre aviación anuales”.

El Presidente Aliu también felicitó a toda la región de transporte aéreo latinoamericana por ejemplificar la importancia de aumentar la cooperación regional mediante organizaciones regionales de vigilancia de la seguridad operacional dotadas de suficientes recursos y capacidad.

“Latinoamérica ha sido un modelo para el mundo en este sentido, tal como demuestran los extraordinarios progresos y cooperación logrados en el marco del Sistema Regional de Cooperación para la Supervisión de la Seguridad Operacional (SRVSOP) y los reglamentos aeronáuticos latinoamericanos”, señaló. “Ambos instrumentos han tenido una repercusión tremendamente positiva en la vigilancia de la seguridad operacional de la región y, a su vez, en la capacidad de sus Estados para lograr beneficios socioeconómicos para la aviación”.

Los Estados de Latinoamérica experimentaron un aumento del 7% en el tráfico de pasajeros durante 2017, con cerca de 3 millones de vuelos, y el Presidente Aliu destacó a los dignatarios allí congregados que “este crecimiento ha de gestionarse de forma segura y eficiente”.

En este sentido, aludió al valor de los Planes mundiales de la OACI de seguridad operacional de la aviación (GASP), de navegación aérea (GANP) y, más recientemente, de seguridad de la aviación (GASeP), y recalcó que establecían objetivos y estrategias armonizados para ayudar a los Estados miembros de la OACI a responder a los desafíos de crecimiento.

El Presidente Aliu se refirió, además, a la Declaración formulada en Fortaleza este año, durante el 4° Foro mundial sobre aviación de la OACI, señalando que establece “prioridades muy útiles para seguir mejorando las condiciones de transporte aéreo y la competitividad en Latinoamérica”.

“Los actuales patrones de tránsito en Latinoamérica son, sin duda, Norte-Sur, pero también se presentan grandes oportunidades para aumentar la conectividad Este-Oeste”, comentó.

En su discurso de clausura para la 23ª Asamblea de la CLAC, la Secretaria General de la OACI, Dra. Fang Liu, consideró que el evento había abierto la puerta a un futuro para la aviación civil de Latinoamérica más brillante y basado en la colaboración.

“Esto fortalecerá las relaciones para que juntos podamos liderar la transformación de la aviación respecto a la capacidad y el rendimiento que los Estados de Latinoamérica miembros de la OACI necesitan”, recalcó.

La Dra. Liu alentó asimismo al nuevo secretario y al nuevo presidente de la CLAC a trabajar lo más estrechamente posible con las Oficinas regionales de la OACI en Ciudad de México y Lima, y les aseguró que se comprometía “al 100% a garantizar que las Oficinas regionales de la OACI sigan contando con los recursos necesarios y continúen siendo prioritarias y rindiendo cuentas en cada iniciativa que emprendamos juntos en beneficio de los Estados miembros de la CLAC”.

La Secretaria General de la OACI también recordó a los allí presentes que, en vista de cómo evolucionaban las amenazas para la seguridad de la aviación y los innovadores métodos que se estaban empleando para combatirlas, “es crucial que los Estados de Latinoamérica sigan fomentando un progreso coordinado sobre la base de la hoja de ruta del GASeP recién acordada para Latinoamérica, incluidos sus objetivos y metas específicos”.

Los dos altos representantes de la OACI destacaron la importancia actual de innovar en transporte aéreo, y señalaron que para lograr los avances tecnológicos ya no se requieren años o incluso décadas y que los líderes de la aviación deben asegurarse de permanecer a la vanguardia de los mismos.

Fuente: icao.int

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: