Carlos López octubre 2, 2019

 Los Estados miembros de la OACI destacaron, durante el 40° período de sesiones de la Asamblea de este organismo de las Naciones Unidas, el éxito de los esfuerzos de la OACI por mejorar la seguridad operacional, la seguridad de la aviación y la sostenibilidad de la red de la aviación civil internacional.

A través de su iniciativa Ningún país se queda atrás (NCLB), la OACI trabaja para despertar conciencia a escala mundial acerca de la importancia de implementar de manera efectiva sus normas y métodos recomendados (SARPS), políticas, planes y programas, muchos de los cuales son la base de las responsabilidades que tienen los Estados entre sí en el marco del Convenio sobre Aviación Civil Internacional de 1944 y apuntalan el desarrollo y la modernización del sistema de transporte aéreo mundial.

“Desde el lanzamiento de la iniciativa Ningún país se queda atrás, se han logrado avances impresionantes y concretizado alianzas que apoyan el desarrollo sostenible de la aviación y, no sólo el de la aviación, sino también el de los mismos Estados”, destacó el Presidente del Consejo de la OACI, Dr. Olumuyiwa Benard Aliu. “He presenciado personalmente los esfuerzos sostenidos de la Organización por no dejar a ningún país atrás y quisiera dar las gracias muy sinceramente a sus Estados miembros, quienes han demostrado permanentemente su entusiasmo y compromiso por esta iniciativa, permitiendo así que lleguen a todos los beneficios de un sistema de transporte aéreo seguro, protegido, eficiente, económicamente viable y ambientalmente responsable”.

Anuncios

La iniciativa comprende la promoción, a altos niveles de gobierno, de los beneficios que ofrece la aviación a los Estados, la creación de voluntad política para asignar suficientes recursos al desarrollo de la aviación y, además, apoyar el desarrollo sostenible de los Estados. Al demostrar la estrecha relación que existe entre los Objetivos estratégicos de la OACI y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, la OACI ha propugnado con éxito porque se vea a la aviación como instrumento estratégico de desarrollo económico de los Estados.

“Se han logrado resultados tangibles con el mejoramiento de la implementación efectiva general mundial de los SARPS sobre seguridad operacional y seguridad de la aviación. En el terreno de la protección del medio ambiente, una iniciativa sin precedentes, el Programa de asistencia, creación de capacidad e instrucción para el CORSIA (ACT-CORSIA), contó con la participación de 15 Estados donantes y 95 Estados y puso énfasis en un enfoque coordinado bajo la dirección de la OACI para el cumplimiento de los SARPS relacionados con el CORSIA”, explicó el Dr. Aliu.

Desde el inicio de la iniciativa NCLB hace sólo cinco años, el número de accidentes ha disminuido continuamente a escalas mundial y regional, incluso algunas regiones han logrado, durante algunos años, la cifra de cero casos mortales en el transporte aéreo comercial regular. África, por ejemplo, tuvo cero casos mortales en 2016 y 2017 y vio su tasa promedio anual de accidentes disminuir en un 40% respecto del trienio anterior.

Esto puede atribuirse al progreso importante que se ha alcanzado en mejorar la implementación efectiva (EI) general mundial de los requisitos de la OACI en materia de seguridad operacional y seguridad de la aviación. La mayoría de los Estados cuya EI para la seguridad operacional fue inferior al 60%, que es el umbral establecido en el Plan global para la seguridad operacional de la aviación para la vigilancia de la seguridad operacional efectiva, ha elevado su nivel EI para la seguridad operacional a más del 60%. De hecho, la implementación mundial de la seguridad operacional aumentó un 9,4% desde 2014, que ahora representa el 68,0% y supera la meta del plan global para la seguridad operacional. Se ha conseguido un avance similar en el área de la seguridad de la aviación, con un aumento del 3,8% de la EI, colocándose ahora en 72,6%.

A pesar de esto, los Estados miembros de la OACI tomaron nota de que en el futuro no hay sitio para la complacencia y que no son pocas las áreas que deben mejorarse.

“La OACI ha establecido una capacidad de movilización de recursos específica con el principal propósito de apoyar a los Estados en sus esfuerzos por mejorar la aviación civil mundial. A su vez, las mejoras de la aviación civil mundial ayudarán a lograr los objetivos de la iniciativa NCLB, así como los de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”, tomó nota la Asamblea. “En conjunto con esto, la OACI también procurará: ofrecer asistencia a los Estados en garantizar financiamiento para el desarrollo de su sector de la aviación; mejorar las alianzas y la cooperación con las organizaciones de las Naciones Unidas; asesorar en materia de operaciones humanitarias y gestión de crisis; y complementar sus programas de trabajo que no se encuentran financiados con el Presupuesto del Programa regular.”

El medio que los Estados miembros de la OACI prefieren para apoyar estas actividades, que se financian con recursos extrapresupuestarios, es proporcionar financiamiento directamente para la iniciativa NCLB, ya que ésta es la modalidad de financiamiento voluntario más flexible y sostenible, la cual reduce los costos generales de transacción de la OACI para hacer llegar el apoyo a los Estados.

Fuente: icao.int

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: