Carlos López junio 22, 2012

La compañía brasileña Azul, ha realizado el primer vuelo experimental con biofuel derivado de la caña de azúcar. Por otra parte KLM hizo entre Ámsterdam y Río, el viaje con biocombustible más largo hasta la fecha, y Aeroméxico recorrió con una mezcla ecológica la ruta entre el DF y Sao Paulo-Guarulhos.

Azul realizó en un jet Embraer E195 el primer vuelo experimental con biocombustible de caña de azúcar, que llega a disminuir en más de 80% la contaminación que producen los combustibles de origen fósil.

La compañía informo que el vuelo entre las ciudades de Campinas y Río de Janeiro probó la eficiencia de un combustible para aviones pequeños producido a partir de la caña de azúcar.

Anuncios

La firma KLM, que ya había realizado otros vuelos con el uso de biocombustible, logró volar con un Boeing 777-200 entre el Aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol y Río de Janeiro, sede de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, Río+20.

La empresa Aeroméxico, es otra de las firmas que ha utilizado biocombustible para la aviación, voló esta semana entre el DF y Sao Paulo-Guarulhos en un Boeing 777-200 con una mezcla de biofuel. Esta mezcla estaba formada de 50% de turbosina y 50% de Bio-Keroseno Parafínico Sintetizado (Bio-KPS), emanado de aceite recuperado de cocina en su mayoría con un 88%, Camelina con un 10% y Jatropha mexicana con 2%, informó La Jornada.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Etiquetas del articulo: ,

A %d blogueros les gusta esto: