Alejandro Irausquin octubre 8, 2017
Fotografía estereoscópica: “Boland en el Paraíso”, “El Nacional”. Corototeca deCarlos Eduardo Misle “Caremis”.

El pasado 29 de Septiembre de este 2017 se conmemoró (más no se celebró) el 105 aniversario del primer vuelo de un avión en Venezuela, efectuados por Frank Edward Boland entre Septiembre de 1912 y Enero de 1913, y con esto, el Día de la Aviación Civil Venezolana, en recordatorio de dichos vuelos.

Como preparación para el centenario de dicho evento en el año 2012, tras escribir un corto artículo en Inglés sobre el tema en abril de dicho año, y hacer parte en varias discusiones en el grupo de Facebook “Aviación Venezolana en Retrospectiva” en el cual tengo el honor y gusto de participar, quedó expuesta una verdad muy desconsoladora: Muchos no sabíamos realmente en Venezuela como era el avión que voló Frank Boland (se reseñaban en distintas fuentes en la web varios modelos), cuantos aviones eran, ni de que tipo. Incluso no sabíamos en que ciudades había volado, ni que incidentes y accidentes habían sufrido. Los documentos impresos existentes sobre el tema son escasos y no de fácil acceso. Especial atención recibía una foto muy retocada suministrada por el Ing. Gustavo A. Valero, la cual se afirmaba correspondía al primer vuelo de Boland en Venezuela, pero cuya veracidad arrojaba muchísimas dudas.

Con la rápida cercanía al centenario de dicho evento, y viendo que ningún organismo, oficial o privado, anunciaba planes al respecto, asumí la tarea personal de usar mis habilidades de investigación en Internet, y de aprovechar el hecho de que me había iniciado en el mundo de las conferencias de ingeniería para estudiantes universitarios y como consultor de ingeniería a distancia, para intentar cubrir esos vacíos.

Anuncios

El primer paso por supuesto, fue consultar las web de historia de la aviación latinoamericana, donde me topé con un excelente escrito en Inglés, hecho por el muy conocido Alfredo Schael, director del Museo del Transporte de Caracas, y publicado en el portal de LAAHS (The Latino American Aviation Historical Society), titulado “The privilege of knowing Frank Boland”, el cual me fue gentilmente suministrado por el Sr. Mario Overall, de LAASH. Con tan excelente punto de partida, inicié mi búsqueda de los detalles que dieron finalmente lugar a la conferencia sobre los 100 años de aviación en Venezuela, publicada y dictada inicialmente en Septiembre en el CEFA Los Condores y Octubre de 2012 en el Aeroclub Valencia, y que he venido actualizando año tras año desde entonces. Aún así, dado el poco apoyo e interés gubernamental hacia el tema, y las pocas posibilidades de apoyo privado, la información lograda sigue siendo desconocida por el público en general. Y peor, se siguen difundiendo año tras año de forma viral información errada y hasta falsa sobre los eventos de 1912, que dieron origen a nuestra aviación.

Lo presentado acá, es un complemento a la conferencia “100 años de Aviación en Venezuela“, disponible para libre consulta en la web, actualizada en el año 2014:

Los Aviones Boland

El inventor y piloto auto-didacta Frank E. Boland, para la fecha en que visitó nuestras tierras y surco nuestros cielos, había construido y modificado al menos cuatros aeronaves distintas, tres de ellas de diseño propio (la 1era, 3ra y 4ta) y una adquirida (la 2da) a otro pionero de la aviación en Nueva Jersey y Nueva York, el biplano del Dr. William Greene, comprado en sociedad con otro pionero de nombre Wilbur Kimball.

La 1era era un monoplano con motor tractor (en la nariz) de diseño propio construido en 1907/1908, con un motor fabricado por su hermano Joe Boland, con la cual se rumoreaba había hecho vuelos (brincos) cortos en 1909. Esto lo convirtió en el primer aviador en volar en Nueva Jersey, EUA.

La 2da, el biplano Greene, con “cabeza” (canard) y con “cola” (rudder), fue adquirida en Enero de 1910 por menos del precio del motor, y con esta Frank hizo varios vuelos cortos, enseñándose a si mismo a volar. En Febrero y Marzo de 1910 el avión fue severamente modificado eliminando por completo los timones verticales (cola) así como los alerones, siendo reemplazados por superficies verticales entre las puntas de cada ala, llamadas “Jibs” (foques, como las velas de los veleros, y abisagradas diagonalmente), para mantener el equilibrio lateral y para girar a la derecha o la izquierda. Con este sistema se lograban dos cosas: a) resolver el problema de la “guiñada adversa” en los giros, y b) evitar tener que pagar regalías a los hermanos Wright por el uso del sistema de torsión del ala y timón de dirección (wing warping) o incluso, incurrir en la necesidad de violar dicha patente. Esto dió origen a su primer “sin-cola” (tailless) de 1910, bautizado “Blue Streak”, con el cual hizo sus primeros vuelos con pasajeros, siendo el primero su hermano Joseph (Joe) Boland, diseñador y constructor del motor usado en los aviones. Igualmente solicitó su propia patente para el sistema de control. Este avión continuó desarrollándose durante el resto de 1910 y todo 1911, siendo considerado por todos “una maravilla”, y rompiendo records de permanencia en el aire, del orden de 70 minutos. Destaca que este avión no tenía como tal un fuselaje o cabina para el piloto, y que la forma de sus “Jibs” verticales de control era trapezoidal con una curva en la parte superior.

Biplano Greene, base para el Boland “sin-cola” 1910.
Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Este avión no vino a Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Este avión no vino a Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Este avión no vino a Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Este avión no vino a Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Este avión no vino a Venezuela.

Para su 3ra aeronave, a finales de 1911 e inicios de 1912, Boland decidió diseñar y construir un biplano “convencional” con cabeza y cola, similar a un biplano Curtiss, con la intención de comprobar cual sistema de control era más efectivo, si el suyo con los “Jibs” verticales; o el de torsión de alas o el uso de alerones, estos dos últimos combinados con un timón de dirección. El biplano Boland “convencional” tenía un elevador en la nariz (canard) y uno en la cola, y un timón de dirección sobre este último, que era controlado por la “torsión” (twist, giro sobre su eje longitudinal) del bastón de mando, no requiriendo del uso de pedales.

Biplano Boland convencional de 1912. Este avión si vino a Venezuela. Era el avión pilotado por Charles Hoeflich.
Biplano Boland convencional de 1912. Este avión si vino a Venezuela. Acá se observa el detalle del sistema de “wing warping”, ensayado antes de ser modificado con alerones, que era el sistema de control observado en Venezuela.
Biplano Boland convencional de 1912. Este avión si vino a Venezuela.
Biplano Boland convencional de 1912. Este avión si vino a Venezuela. Llama la atención el sistema de control del timón de dirección, mediante “twist” del bastón de mando. El dibujo original está truncado en su parte superior.
Biplano Boland convencional de 1912. Este avión si vino a Venezuela. Se detalla en esta imagen que el avión tiene “cabeza” (canard) y “cola” (elevador y timón), como era más común en la época.

La conclusión de Frank Boland fue que su sistema de “Jibs” era mucho mejor (especialmente en los giros) que los sistemas que combinaban torsión/alerones y timón. De hecho, el sin cola no requería del uso de controles de timón, usando solo un volante para controlar el ascenso/descenso y los giros. Alcanzado este punto, Boland decide continuar con el desarrollo de sus aviones “sin-cola”, crea un nuevo diseño basado en el avión de 1910, establece una fábrica de manufactura de los mismos en sociedad y con financiamiento del Sr. Inglis M. Uppercu, de la compañía Cadillac Motor Company, jefe de su hermano James Boland, quien laboraba como vendedor de dichos automóviles.

De allí surge su 4ta aeronave, el “sin-cola” de 1912, de la cual se menciona que se comenzaron a construir 6 unidades, la primera de las cuales fue bautizada “Blue Bird”. Estos aviones ademas tenían la particularidad de que podían convertirse en hidroaviones, al reemplazar las ruedas por pontones (flotadores) sujetos con pernos y tuercas a los patines que formaban el tren de aterrizaje. Notable eran el cambio de la forma de los “Jibs” verticales que ahora tenían forma de hoja con sus dos bordes curvos, y la adición de un fuselaje para el piloto y un pasajero, sentados uno detrás del otro, el cual se prolongaba hasta el motor.

Biplano Boland “sin-cola” de 1912, bautizado “Bluebird”. Este avión fue el protagonista principal de los vuelos de Frank Boland en Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1912/1913, derivado del “Bluebird”. Este ejemplar en particular no fue el avión usado para vuelos de Frank Boland en Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1912/1913, derivado del “Bluebird”. Este ejemplar en particular no fue el avión usado para vuelos de Frank Boland en Venezuela.
Biplano Boland “sin-cola” de 1912/1913, derivado del “Bluebird”. El avión era convertible en hidroavión con la adición de pontones.
Biplano Boland “sin-cola” de 1912/1913, derivado del “Bluebird”. Detalles de construcción.
Biplano Boland “sin-cola” de 1912/1913, derivado del “Bluebird”. El avión era convertible en hidroavión con la adición de pontones. Se conoce que los pontones fueron traídos a Venezuela (no se trataba de un 3er avión) más no se tiene ninguna evidencia de que hayan sido utilizados.

Fueron estas 3ra y 4ta aeronaves, el “convencional” y el “sin cola” de 1912, los dos aviones traídos desarmados en cajas por Frank Boland a Venezuela, en representación de la Boland Aeroplane & Motor Co, junto con un juego de flotadores, un piloto acompañante de nombre Charles Hoeflich, el gerente Fred Sniffen, el representante Fausto Rodriguez, y dos mecánicos (uno de ellos apellidado Stron), arribando a La Guaira en el vapor americano “Maracaibo” el 27 de Septiembre de 1912.

Trasladados por tren hasta el improvisado aeródromo en el Hipódromo del Paraíso, en Caracas, el primero de Venezuela, armados los aviones bajo grandes carpas de lona, se iniciaron las exhibiciones del avión por primera vez en Venezuela. Para ello contaron con la asistencia del Sr. Edgar Anzola, mecánico automotriz nacido en Villa de Cura, Edo. Aragua, quien había sido formado en los EUA como tal y quien dominaba el idioma inglés. Con esto, se convertiría Anzola en el primer mecánico aeronáutico de Venezuela.

El equipo de Boland en Venezuela. Fila superior, de izquierda a derecha: El venezolano Edgar Anzola, el inventor/piloto Frank Boland (sin su habitual braga), mecánico sin identificar. Fila inferior: Mecánico sin identificar, piloto Charles Hoeflich (con su habitual corbata).

Las ciudades, vuelos, accidentes, y algunas fotos

Caracas, capital de Venezuela

El primer vuelo en Caracas se programó y efectuó para el domingo 29 de Septiembre de 1912. Frank Boland fue el único en volar ese día, usando para ello el “sin-cola” de 1912, bautizado como “Bluebird”, sobre las 4 de la tarde conforme a lo anunciado, despegando luego de recorrer más de cien metros dirigiéndose a La Vega, en un vuelo que tuvo una duración de 27 minutos, aterrizando de vuelta al punto de partida en El Hipódromo del Paraíso. Las fotos en tierra de ese primer día son muy buenas, siendo publicadas por El Cojo Ilustrado. La única foto que he ubicado en vuelo de ese día, se ve en muy mal estado.

El Cojo Ilustrado No. 499 pag525 (click para hacer Zoom)
Biplano Boland convencional en Caracas, no he logrado precisar si el 29 de Septiembre de 1912, o el 6 de Octubre, previo a la carrera Caracas-Antímano. Sobre el avión, el piloto Charles Hoeflich, a la derecha, Edgar Anzola. Colección Edgar Anzola.
Fotografía del Boland “sin-cola” de 1912 “Bluebird” en vuelo sobre Caracas. Aparentemente del 29 de Septiembre de 1912, publicada por “El Universal”.

El segundo vuelo en Caracas se realizó el Domingo 6 de Octubre de 1912, para el que se programó una carrera entre Boland y su biplano “sin-cola”, y Hoeflich, en el biplano “convencional”, a ser realizada entre Caracas y Antímano, por la Copa de “El Universal”, obra de los hermanos Gathmann. Durante el despegue lado a lado de los aviones, el aviador Hoeflich a los mandos del biplano “convencional” cae en una zanja, capotando y quedando “de cabeza” sobre la improvisada pista, con daños al avión pero solo aporreos para el piloto. Boland completó el vuelo en 19 minutos y 20 segundos, evidentemente ganando sin problema la copa de “El Universal”. En demasiados textos encontrados en la red y en notas de prensa conmemorativas de años recientes se atribuye este accidente erróneamente a Frank Boland, más fue Charles Hoeflich el primero en sufrir un accidente de aviación en Venezuela.

Biplano Boland “sin-cola” en Caracas el 6 de Octubre de 1912, aparentemente en despegue. Abajo a la izquierda, se puede observar el biplano Boland convencional de cabeza, luego de caer en una zanja. Primer accidente de un avión en Venezuela.
Biplano Boland convencional de cabeza, luego de caer en una zanja. Primer accidente de un avión en Venezuela, por el piloto Charles Hoeflich. Caracas el 6 de Octubre de 1912.

Valencia, Edo. Carabobo

Aviadores, aviones y equipo fue trasladado en ferrocarril a Valencia. Es de hacer notar acá que Boland jamás voló en Maracay, la cuna de la Aviación Militar Venezolana, como algunos piensan. Respecto a los vuelos en Valencia encuentro datos conflictivos, pues una fuente habla de 3 vuelos,  mientras que otra habla de solo 2, con diferencias en las fechas.

Los 3 vuelos se habrían realizado los días 19, 20 y 22 de Octubre: El 19 un vuelo de prueba, el 20 el 1er vuelo desde Camoruco, en el que Hoeflich se vio obligado a aterrizar de emergencia tras una falla de motor, y el 22 un 3er vuelo por encima de los Cerros de Guataparo ante 10mil espectadores por más de 20 minutos, viéndose Boland obligado a descender por agotamiento de combustible, aterrizando a 100 metros del lugar de partida y sufriendo un accidente menor, al impactar contra unos arboles.

Los 2 vuelos según la otra fuente fueron los días 19 y 24 de Octubre, siendo el día 24 el día en que se sufrió el agotamiento de combustible y el accidente contra los arboles.

No he logrado ubicar fotos de los vuelos en Valencia. Solo una de muy mala calidad de uno de los accidentes.

Puerto Cabello, Edo. Carabobo

En tren se trasladaron desde Valencia hasta Puerto Cabello. De nuevo existen datos conflictivos respecto a los vuelos realizados en Puerto Cabello, el domingo 27 de Octubre de 1912. Una fuente cita un único vuelo, mientras otras dos citan dos vuelos, uno hecho por cada aviador, realizados probablemente en sabana de Campo Alegre, de lo cual existe un única fotografía hecha por el fotógrafo Henrique Avril, cuyo nombre está asociado a la historia de la fotografía en Puerto Cabello.

Preparación para el vuelo en Puerto Cabello, 27 de Octubre de 1912. A la izquierda, el biplano Boland convencional, a la derecha bajo el toldo el biplano Boland “sin-cola”. Foto de H. Avril.

Barquisimeto, Edo . Lara

Barquisimeto no formaba inicialmente parte de los planes en las presentaciones de Boland y compañía, más dados los éxitos en Caracas, y Valencia, estando Boland en Puerto Cabello fue invitado a proseguir hasta Barquisimeto. En barco de vapor son llevados los aviones y aviadores hasta Tucacas, y de allí en ferrocarril hasta Barquisimeto.

El día 3 de Noviembre de 1912 Boland realizó un único vuelo en Barquisimeto a bordo del “Bluebird”, con duración de 26 minutos, desde un aeródromo improvisado en una porción de la sabana al norte de la estación de ferrocarril. De este evento se dispone de una única foto, en tierra.

Biplano Boland “sin-cola” en Barquisimeto, 3 de Noviembre de 1912.

Maracaibo, Edo. Zulia

Tras una carta del Sr. fausto Rodriguez, aparecida el día 20 de Septiembre en el diario “El Fonógrafo” de  Maracaibo, se decidió que Boland y compañía se presentasen en Maracaibo, para lo cual se eligió un terreno ubicado en la zona adyacente a la vieja Cervecería (hoy Mercado Las Pulgas), llamado “Boburito”, el cual era bordeado por el Lago de Maracaibo. La 1era presentación era para el Domingo 17 de Noviembre, pero a la hora de hacer funcionar el motor, este no funcionó, debido a una rotura en una pieza. La pieza fue pedida a EUA y tardó un mes en ser recibida.

El 1er vuelo en Maracaibo se realizó el domingo 15 de Diciembre de 1912 en el terreno previsto anteriormente, despegando Boland en el “Bluebird” “sin-cola” a las 8 y 45 de la mañana, apenas salvando los obstáculos que separaban el terreno del lago. El vuelo tuvo una duración de 22 minutos. Como nota interesante, esa misma mañana, el Sr. William H. Phelps, mostraba a un grupo grande de jóvenes los implementos de un deporte desconocido para el momento, llamado “Baseball”. En Maracaibo, el mismo día conocieron el bate, el guante, la mascota y al avión.

Se programó un 2do vuelo el jueves 19 de Diciembre de 1912, a ser realizado por Boland en el “sin-cola”. Durante el despegue de ese día, el avión no logró salvar la escollera de madera en la orilla que separaba el terreno del lago, precipitándose avión y aviador en el Lago, quedando el mismo de cabeza, siendo rescatado por alguno de los botes que esperaban presenciar el vuelo desde el Lago.

De estos vuelos existe varias fotos excelentes del “sin-cola” durante la carrera de despegue, y varías del avión accidentado en el Lago.

Biplano Boland “sin-cola” despegando en Maracaibo, no he precisado si es el 15 de Diciembre de 1912 en su vuelo exitoso, o el 19 de Diciembre, antes de volcarse hacia el Lago. Foto cortesía de C.Clusen.
Biplano Boland “sin-cola” accidentado en el Lago de Maracaibo, 19 de Diciembre de 1912. Frente al avión, el piloto Frank Boland, afortunadamente ileso.
Biplano Boland “sin-cola” accidentado y rescatado en el Lago de Maracaibo, 19 de Diciembre de 1912.

Ciudad Bolívar, Edo. Bolívar

Para ir a Ciudad Bolívar desde Maracaibo, Boland y su equipo se embarcaron hasta Curazao, de allí hasta Trinidad, solo para hacer escala, para tomar un barco de río con paletas para navegar el Orinoco hasta Ciudad Bolívar, a donde llegaron en los días de año nuevo de 1913. Acá de nuevo hay conflictos con el número de vuelos.

Una fuente señala vuelos a partir del día 5 de Enero,  mientras la otra señala el día 11 de Enero, con vuelos de tanto Boland como Hoeflich esta última fecha. El lugar escogido fue el mismo donde hoy existe el aeropuerto de Ciudad Bolívar. De estos vuelos se tienen un par de fotos en tierra y una magnifica foto postal que muestra el despegue del “sin-cola”.

Biplano Boland “sin-cola” en Ciudad Bolívar, Enero de 1913.
Biplano Boland “sin-cola” en Ciudad Bolívar, Enero de 1913.
Biplano Boland “sin-cola” despegando en Ciudad Bolívar, Enero de 1913.

Puerto España, Trinidad

Luego de despedirse de Venezuela, Frank Boland regresa a Trinidad esta vez para proseguir con sus presentaciones, la primera de un avión en la isla. Su presentación estaba programada para el día sábado 25 de Enero de 1913, en el parque Queen’s Savannah, más estando al tanto que el gobernador de la isla, Sir George Le Hunte no podría estar presente en la isla para ese sábado, y aprovechando que en ese momento el gobernador se encontraba en un juego de tenis en un campo cercano, Boland decidió hacer un vuelo de prueba el día jueves 23 de Enero de 1913.

Luego de despegar, Boland completó una 1era vuelta, y casi al completar la 2da, de manera brusca el “sin-cola” se fue en picada contra el suelo, estrellándose, siendo arrojado el piloto a unos 50 metros de distancia del avión. Médicos que estaban presentes en la zona presenciando el espectáculo, fueron los primeros en arribar a la escena, determinando que el piloto habría muerto en el sitio de manera instantánea. La causa de la muerte fue la perforación del corazón por una costilla rota. No se le observaron heridas externas. Tenía 39 años de edad.

Biplano Boland “sin-cola” en Puerto España, Trinidad, instantes antes de precipitarse al suelo. 23 Enero de 1913.

Aun habiendo fallecido Frank E. Boland, la chispa que dejó encendida en el imaginario Venezolano, se podía observar ese mismo año 1913, en que los niños vestían como disfraz el “sin-cola” de Boland, sintiéndose ellos mismos el aviador. No mucho después, algunos venezolanos inspirados por la idea de volar, principalmente en Lara, se abocaron a construir sus propios aviones y a formarse como aviadores.

El niño Felipe Castillo en su avión, mejor disfraz, febrero de 1913 (El Universal)

Las confusiones, las enormes confusiones

Diversas y amplias confusiones han surgido entre los aficionados a la aviación respecto a los aviones de Boland y sus vuelos en Venezuela. Muchas surgen por la difusión y uso de fotos de los vuelos de Boland y de sus aviones, tomadas en Nueva Jersey, EUA, entre los años 1910 y 1912, enviadas a Venezuela con antelación a la llegada de los aviadores por su representante con fines promocionales. Otras confusiones, obedecen simplemente a la ignorancia de la historia aeronáutica o a una falta total de sentido común.

La peor de todas estas, y la más difundida, es la difusión de una foto de un avión “sin-cabeza” (headless) y con cola, perteneciente al piloto estadounidense Cecil Malcolm Peoli, que voló en Venezuela en abril de 1914, como si se tratase del avión “sin-cola” (tailless) y con “cabeza” de Boland. Sobre dicho aviador, el más joven del mundo en su época y descendiente de Venezolanos, ya hemos tenido la oportunidad de hablar en este mismo portal y conmemorar el centenario de su vuelo, con una conferencia en el Museo de Transporte de Caracas, registrada parcialmente en video. Esta imagen es muy difundida pues fue publicada junto con una nota del diario El Nacional en 1972, permaneciendo como parte de su archivo digital, y porque fue incorporada en el libro “Historia De Aviación Militar Venezolana” de 1992 de Luis H. Paredes como representación del primer vuelo en Venezuela, por lo que es recurrente su uso por parte de la AMBV, el INAC, y diversos entes del estado, algo que me resulta imperdonable.

Foto del avión “sin-cabeza” de Cecil M. Peoli, tomada el 15 de Abril de 1914 durante su despegue con rumbo hacia La Guaira. Extensivamente difundida como si se tratase de Boland el 29 de Septiembre de 1912.
Versión altamente retocada de la fotografía anterior del avión “sin-cabeza” de Cecil M. Peoli. Extensivamente difundida como si se tratase de Frank Boland en el “sin-cola” el 29 de Septiembre de 1912.

La siguiente imagen más difundida para representar el primer vuelo en Venezuela, es un foto montaje realizado por el difunto Mauro Freschi Furlan (+) gran colaborador del Museo de Transporte de Caracas, quien creó una composición hecha con una vieja postal de la Caracas de los techos rojos, y con una de las fotos promocionales del Boland “sin-cola” de 1910 volando sobre Mineola, NJ, haciéndole parecer volar sobre Caracas. En esta, es notorio que los “Jibs” o timones verticales del avión llevan pintados el tricolor nacional. Aparentemente la foto promocional fue publicada por El Universal para anunciar la competencia de vuelo de Caracas a Antímano, entre Boland y Hoeflich.

Composición hecha por Mauro Freschi (+) sobre postal de Caracas, insertando imagen del Boland “sin-cola” de 1910, tomada en NJ en 1911.
Foto promocional del Boland “sin-cola” de 1910, tomada en NJ en 1911, usada para anunciar el vuelo Caracas Antimano, del 6 de Octubre de 1912

La siguiente fotografía, identificada con la leyenda “El primer aeroplano en Venezuela” representa una diatriba. Dado que se trata del biplano Boland “convencional”, y no el “sin-cola”, la leyenda no es correcta, pues fue el “sin-cola” el primero en volar. Tampoco es Boland la persona en la imagen, es Hoeflich. No se sabría decir si la foto es del 29 de Septiembre o del 6 de Octubre.

Avión convencional de Boland, en Venezuela. El primero en volar fue el “sin-cola” de 1912, no este. El piloto en la foto es Hoeflich, no Boland.

Esta fabulosa infografía preparada para el Diario “El Universal” con motivo del centenario del vuelo de Boland sobre Caracas, contiene el error de estar basada en el Boland “sin-cola” de 1910, además de incluir la imagen retocada por Mauro Freschi (+) (posible fuente del error del modelo de avión) y un error en la fecha de nacimiento de Frank Boland.

Infografía El Universal, 2012. (Click para hacer Zoom)

Esta fotografía del “Sin-cola” de 1912 traído a Venezuela es una postal vendida en por “Aviation Hall of Fame & Museum of New Jersey“, cuya descripción indica que la foto fue tomada en Linden, Nueva Jersey. entre Rahway y Nueva York, antes de venir a Sur America. La importancia de esta foto está en la riqueza de detalles. Una versión de esta foto existe desde mucho en la página web de Defensa Civil Táchira, pero la calidad del escaneo allí muestra su edad, pues en blanco y negro y granulada (Si alguien tiene una copia de dicha postal, agradecería un nuevo y mejor escaneo). Pero incluso el museo que debería albergar los mejores datos sobre Frank Boland, al ser el la primera persona en volar un avión en Nueva Jersey, tiene los datos erróneos, en la descripción de la postal. Afirman que el avión fue construido y volado en 1909, que voló en Centro América (estaban hechos los contactos para hacerlo en Costa Rica, pero Frank Boland falleció antes de lograrlo) y que fue el primero en volar en Suramérica en 1913 (ya había habido vuelos en Brasil en Enero de 1910), además de que estos se hicieron por parte de Boland a partir del año anterior, 1912. Ni siquiera fue Boland el primero en ser elevado al salón de la fama del museo, fundado en 1972. Los hermanos Boland fueron incorporados al mismo en 1980.

“Avión sin cola de Frank (Boland) en Linden, Nueva Jersey, antes de ir a Sudamérica”
Una leyenda bastante errada “Aviones famosos de Nueva Jersey. Avión sin cola de Boland. Construido por Frank y Joe Boland, Rahway, N.J. Volado en Iselin -109. Primer avión en volar en Centro y Sudamérica – 1913”. Los años son errados y el avión no voló en Centroamérica.

Aunque en gran grado correcta, existe esta excelente fotografía de un Boland “sin-cola” derivado directamente del “sin-cola” de 1912, que es ligeramente distinto a este. La fuente, un excelente articulo sobre las alas voladoras pioneras entre 1870 y 1920, señala que es una versión mejorada del “sin-cola” de 1910, y coloca la foto como fechada en 1914, en Mineola, NJ. El avión de la foto muestra unas diferencias sutiles con el “sin-cola” traído a Venezuela, siendo la más notable la forma recta como ascienden hacia el elevador los soportes que se prolongan desde los patines del tren de aterrizaje, que en el avión de 1912 lo hacían de manera curva. También difiere un poco la forma de la cabina, la forma de los “Jibs”, y la presencia de la identificación de la compañía sobre los mismos. Todo esto es bastante apreciable al comparar esta con la foto anterior.

Avión Boland “sin-cola” de 1913, derivado directamente del “sin-cola” Bluebird de 1912 traído a Venezuela.

Otra imagen recurrente es otra foto del Boland “sin-cola” de 1910, tomada el 17 de Febrero de 1910 en Mineola, NJ, parte del material promocional, la cual fue publicada por el diario El Universal en días previos al 29 de Septiembre de 1912.

Foto promocional tomada en NJ, EUA. Biplano Boland “sin-cola” de 1910. Ese avión nunca vino a Venezuela.

Otra foto promocional que se atribuye a la presencia de Boland en Caracas es una foto del Boland “convencional” en tierra, con un piloto sin identificar formalmente vestido de traje y sombrero.

Foto promocional tomada en NJ, EUA. Biplano Boland convencional de 1912.

Menos difundida es otra composición del Boland “Sin-cola” de 1910 (que no vino a Venezuela) alzándose en vuelo sobre Caracas, identificada como el primer vuelo sobre la ciudad, la cual aparece en el libro “Vuelo hacia al pasado” de Alfredo Velez Boza.

Montaje que muestra el biplano Boland “sin-cola” de 1910, volando sobre Caracas. Ese avión nunca vino a Venezuela.

También menos difusión tiene una composición hecha y publicada en 1911 por El Cojo Ilustrado, año en el que originalmente se esperaba la llegada del avión a Venezuela, con motivo del centenario de la Declaración de Independencia de Venezuela, la cual muestra una avión monoplano Bleriot XI, volando sobre Caracas. Se trataba de un artículo hipotético sobre lo que representaría la llegada del avión.

Montaje especulativo de lo que habría sido un vuelo de un aeroplano sobre Caracas en 1911, foto de J.M. Chirinos, tomada de El Cojo Ilustrado Nº 476, del 15 de Octubre de 1911, cortesía de Iván López. El avión de la imagen es un Bleriot XI, que nunca existió en Venezuela.

Otra representación errónea fue la de la escultura erigida sobre un pedestal en el Aeroclub Caracas en los años 90s, estimo que para celebrar el 80 aniversario del primer vuelo. En esta, el avión representa al Boland “sin cola” de 1910, en vez del “sin cola” de 1912 exhibido en Venezuela. Desafortunadamente, dicho monumento desapareció al ser destruido el Aeroclub Caracas. También esta desaparecida la placa que existía en el Museo de Transporte de Caracas, la cual fue robada y si representaba correctamente al avión Boland “sin-cola” de 1912 traído a Venezuela.

Escultura y placa develadas en el Aeroclub Caracas en los años 90’s, hoy día desaparecidas.
Placa substraída del Museo de Transporte de Caracas, que mostraba un perfil bastante correcto del Boland “sin-cola” de 1912 (basada en la versión mejorada de 1913) Foto: @oduseos’s

Durante el desarrollo inicial de mi investigación, laborando en el Aeroclub Valencia, en la oficina principal del mismo me topé con una maravillosa pintura en acrílico que mostraría el primer vuelo en Valencia. Tristemente resultaría otra representación errónea más, producto de una combinación de la foto promocional del Boland “convencional” en tierra y la foto en vuelo del avión de Cecil M. Peoli de 1914. En la pintura se observa al piloto trajeado de manera formal y sombrero como en la foto promocional, mientras que el avión representado, que no tiene “cabeza” (canard) es claramente el avión de Peoli.

Cuadro pintado en acrílico, perteneciente al Aeroclub Valencia.

Finalmente, se han usado de manera aislada imágenes absurdas escogidas con muy mal criterio, para ilustrar el aniversario de los primeros vuelos en Venezuela, que van desde un avión Junkers F-13 de 1919 con flotadores (“El Hidroavión”) que visitó Maracaibo en 1923, mismo modelo de avión que transportó pasajeros en dicha ciudad en 1925, esto último con la aerolínea colombo-alemana SCADTA, la primera en operar en el país; hasta fotos de biplanos de la Primera Guerra Mundial. Entre estas últimas destacan las fotos de unos biplanos Caudron C.60 pertenecientes a la EAM (Escuela de Aviación Militar) de la aviación militar venezolana, que visitaron Barquisimeto en 1928, y que forman parte del archivo digital del diario El Impulso, estando una de ellas identificadas como el vuelo de Frank Boland sobre esa ciudad.

Junkers F-13 matrícula A-10 “Caldas” de la aerolínea SCADTA, en Maracaibo, @1925
Ambas fotos muestran un avión Cuadron C.60 de la EAM en Barquisimeto, 1928

Una publicación que considero vergonzosa pues denigra de la figura de Frank Boland, es el libro “Mr. Boland” publicado por la Editorial “El Perro y La Rana” basado en un escrito de Salvador Garmendia e ilustrado por Anthony Fernandez. La libertad literaria y artística de Garmendia y Fernandez es excesiva. Un muy mal servicio a la historia. Una oportunidad perdida.

“Mr. Boland”, Editorial “El Perro y La Rana”
“Mr. Boland”, Editorial “El Perro y La Rana”

Modelos a escala

A pesar de su trabajo pionero y de las innovaciones propias y únicas de sus aviones, los hermanos Boland son en los Estados Unidos prácticamente unos desconocidos, esto por supuesto acentuado por la muerte temprana de Frank, que truncó el crecimiento de su empresa aeronáutica, al ser absorbida la Boland Aeroplane & Motor Company, por la aerolínea Aeromarine, creada por Inglis Uppercu, antiguo socio de Frank. En recordatorio de Frank, primero, y de sus hermanos luego, solo existe un modelo Boland fidedigno a escala exhibido en un museo, del biplano Boland “sin-cola” de 1910, donado por el mismo James Boland al Museo Smithsonian, el cual se encuentra en exhibición junto a un número importante de modelos de la época.

Modelo a escala del Boland “sin-cola” de 1910 construido por Joe Boland y donado por James Boland al Museo Smithsonian en 1958.
Modelo a escala del Boland “sin-cola” de 1910 construido por Joe Boland y donado por James Boland al Museo Smithsonian en 1958, exhibido entre otros modelos pioneros.

En el “Aviation Hall of Fame & Museum of New Jersey” se encuentra un modelo bastante “crudo” del Boland “sin-cola”, el cual combina características del modelo de 1910 con algunas del modelo 1912.

Modelo Boland “sin cola” en Museo y Hall de la Fama de la Aviación de Nueva Jersey.

El mejor modelo que he logrado ubicar pertenece a una gran colección privada, consistente en unos 350 modelos pioneros de la primera década de la aviación, hechos a mano desde cero por un mismo modelista. Esta iba a ser vendida en lotes pequeños, pero al final se vendió en audición como un único gran lote.

Heinrich monoplane, 1910 (envergadura 12cm); Boland Tailless biplane, 1912 (envergadura 15,5 cm); Pfitzner monoplane, 1910 (envergadura 15,5cm)

Sirva esta recopilación como guía para mejorar el conocimiento y correcta difusión de la historia de la aviación pionera en nuestro país, y en especial como homenaje al inventor y aviador Francis “Frank” Edward Boland.

Frank E. Boland

Alejandro Irausquín

Ing. Aeronáutico, IUPFAN 1991
Miembro de LAAHS
Co-administrador del grupo Aviación Venezolana en Retrospectiva
Fundador del grupo YV-X Aviación Experimental Venezuela
www.facebook.com/alejandro.irausquin
mailto:alejandro.irausquin@gmail.com
www.twitter.com/airausquin

Mi mayor agradecimiento a todas las siguientes personas, por su inmensa asistencia al facilitar y suministrar todo el material histórico para la elaboración de este artículo:
– Sr. Fabian Capecchi
– Sr. Alfredo Schael, Museo de Transporte de Caracas
– Sr. Gustavo Valero
– Sr. Freddy Pedrique
– Sr. Gabriel Marullo, Fotos Antiguas de Barquisimeto

Enlaces:
https://es.scribd.com/doc/201685272/101-Anos-Aviacion-en-Venezuela-Alejandro-Irausquin-Ing-Aeronautico-Ene2014
https://es.scribd.com/doc/107732196/100-Anos-Aviacion-en-Venezuela-Anexo2-Articulos-Completos-Boland
https://es.scribd.com/document/109516705/100-Anos-Aviacion-en-Venezuela-Anexo3-Cronologia-Boland
https://es.scribd.com/document/218229874/Conferencia-Centenario-del-primer-vuelo-sobre-El-Avila-y-del-transporte-de-correo-aereo-en-Venezuela-12-de-Abril-de-1914

Fuentes:
– Libro ‘Vuelo hacia el pasado: historia de los inicios de la aviación en Venezuela’, Alfredo Vélez Boza, 1992.
– Libro ‘De Mare a Maiquetía’, Alfredo Schael, 1996.
– Folleto ‘1912-2012 100 años de(l) primer vuelo’ en Venezuela’, Fundación del Museo de Transporte de Caracas, 2012.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

1 pensamiento a “Frank Boland en Venezuela 105: Los aviones, ciudades, vuelos, accidentes, fotos, confusiones y modelos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: