Carlos López febrero 5, 2019

Doscientos pasajeros del vuelo FR2767 de Praga a Madrid de la compañía Ryanair tenían prevista su salida ayer domingo por la mañana, pero los problemas surgieron desde antes de embarcar. Subieron al avión cinco horas después de lo previsto, para luego permanecer más de seis horas encerrados en el avión esperando despegue sin ningún tipo de información, bebida o alimentos. El vuelo se cancelaba finalmente porque la tripulación había superado el límite de horas de vuelo

Al parecer los pasajeros han tenido que gestionar ellos mismos la estancia en un hotel durante la noche sin que la aerolínea hiciera nada por ayudarles. En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter en España Ryanair asegura que la causa del retraso fue el hielo y la nieve acumulados en la pista y que impidieron el despegue.

Hoy lunes se planificó la salida del avión a las diez de la mañana, pero se volvieron a registrar retrasos, hasta el punto de que algunos pasajeros pidieron bajar voluntariamente del avión, lo que suponía que perdían todos los derechos sobre sus billetes. También se han registrado algunos casos de crisis de ansiedad que han tenido que ser asistidos por personal sanitario del aeropuerto de Praga. La razón de este nuevo retraso parece ser que las alas del avión estaban congeladas.

Anuncios

El calvario vivido por estas personas ha sido retransmitido por muchos de ellos por las redes sociales, donde pedían ayuda en la difusión de lo que estaba pasando. Denunciaban que entre los pasajeros había niños y mujeres embarazadas a bordo, e incluso una persona diabética. Se espera que lleguen hoy a Madrid. Muchos de ellos se han quejado del abandono de la compañía e incluso de que la embajada española en Praga no haya intervenido en el suceso.

Video del Suceso

Fuente: yahoo.es

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: