Carlos López octubre 1, 2018

Un portavoz de Air Navigation Indonesia, dijo que la decisión de controlador de tránsito le costó la vida, pero salvó a cientos de otros.

Un el controlador aéreo siguió en su puesto de trabajo para garantizar el despegue de un avión de línea aérea Batik Air. Luego, Anthonius Gunawan Agun murió en el terremoto que sacudió la isla indonesia de Célebes y se convirtió en un héroe nacional.

Este indonesio de 21 años se encontraba en el aeropuerto de Mutiara SIS Al Jufrie de Palu, en el oeste del archipiélago de Célebes, cuando empezaron los primeros temblores.

Según los responsables del aeropuerto, se negó a abandonar su puesto hasta que el aparato de la compañía indonesia Batik Air despegara mientras que sus compañeros ya habían abandonado la tarea por el temor.

Anuncios

“Cuando se produjo el terremoto, estaba dando la autorización de despegue a un vuelo de Batik Air y esperó a que el avión estuviera en el aire para abandonar la torre del control de tráfico aéreo”, declaró un trabajador de AirNav Indonesia, la organización de supervisión del control aéreo.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: