La Secretaria General de la OACI, Dra. Fang Liu, transmitió un importante mensaje a altos funcionarios del Gobierno del Uruguay esta semana, al poner de relieve la relación fundamental que existe entre la inversión del Estado en transporte aéreo y la prosperidad socioeconómica sostenible que puede procurar a sus ciudadanos y empresas.

Durante la misión, la Dra. Liu se reunió con el vicepresidente del Uruguay y presidente de la Asamblea General y la Cámara de Senadores, Sr. Raúl Sendic, y con los ministros de Transporte y Obras Públicas, Sr. Víctor Rossi, de Relaciones Exteriores, Sr. Rodolfo Nin Novoa, y de Defensa, Dr. Jorge Menéndez. Estuvieron presentes para escuchar las palabras que pronunció la Dra. Liu en la Junta Nacional de Aeronáutica Civil, además de los nombrados, la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Sra. Eneida de León, el subsecretario de Turismo y Deporte, Sr. Benjamín Liberoff, en representación de su cartera, el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, General Alberto Zanelli, el director de DINACIA (Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica), Brigadier General (Av.) Antonio Alarcón, y muchos otros dignatarios del Gobierno del Uruguay.

“El Uruguay exporta hoy a unos 150 países en todo el mundo y en la última década ha registrado un fuerte crecimiento comercial, particularmente en el rubro de productos agropecuarios,” señaló la Dra. Liu. “Puesto que el transporte aéreo es un eslabón esencial en la cadena de comercialización mundial de productos perecederos y en el crecimiento del turismo, cobra más trascendencia aún que el sistema de aviación civil uruguayo esté en un todo conforme con las normas de la OACI.”

Al detenerse a destacar los enormes esfuerzos del país para llevar a la práctica los SARPS de seguridad operacional de la aviación, y en consonancia con las metas fijadas en el Plan global OACI para la seguridad operacional de la aviación (GASP), la Dra. Liu alentó a los responsables del área de aviación a reforzar aún más las funciones y la capacidad de reglamentación y vigilancia para ir aún más lejos en el logro de los objetivos de la Declaración de Bogotá, que establecen como meta para todos los Estados sudamericanos un 80% de aplicación efectiva de las normas mundiales de la OACI.

“El Uruguay ha elevado su calificación en el Programa universal OACI de auditoría de la vigilancia de la seguridad operacional (USOAP) en más del 30% respecto del año pasado y ha resuelto todas las preocupaciones significativas que se habían detectado,” declaró la Secretaria General. La OACI ha emprendido diversas iniciativas de asistencia y creación de capacidad para ayudar a los Estados sudamericanos y del resto del mundo con sus responsabilidades de vigilancia de la seguridad operacional y la protección de la aviación, en particular a través de su iniciativa “Ningún país se queda atrás” y con programas de cooperación y asistencia técnicas diseñados a la medida de las necesidades de cada país. Estos esfuerzos ya están dando sus frutos no sólo en el Uruguay sino en todo el mundo, y en buena medida esto ha sido posible gracias al papel más activo que han pasado a desempeñar las oficinas regionales de la OACI.

La Dra. Liu observó que el mejoramiento del apoyo que presta la OACI a través de sus oficinas regionales reviste una importancia crucial para los Estados, y que también a escala regional se han visto los avances.

“He estado trabajando en la restructuración de la Secretaría de la OACI para fortalecer la presencia regional de la Organización, tomando los nuevos recursos para destinarlos principalmente a dar asistencia a los Estados en aspectos de seguridad operacional y protección de la aviación,” comentó.

La comunidad internacional reconoce que la conformidad con los SARPS de la OACI es la piedra angular del desarrollo sostenible de la aviación, como bien se señala en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible y se reitera como imperativo en dos resoluciones adoptadas en la última Asamblea de la OACI. La Dra. Liu celebró el entusiasmo demostrado por los representantes del gobierno uruguayo en profundizar su colaboración con la OACI en pos de objetivos que van en ese sentido, en particular con la firma de un nuevo acuerdo de servicios administrativos con la OACI.

“Ya no debería haber obstáculos para que el Uruguay mejore su cumplimiento de las normas de la OACI, optimice los beneficios que obtiene de la aviación y en definitiva pueda dar una prosperidad socioeconómica sostenible a sus ciudadanos y empresas,” destacó la Dra. Liu.

Durante su visita oficial al Uruguay, la Dra. Liu también se refirió a las dificultades que atraviesa el transporte aéreo en su discurso ante funcionarios de alto nivel de las Comisiones de Relaciones Internacionales y Transporte del Uruguay, miembros de su cuerpo diplomático y representantes del sector aeronáutico.

En diálogo con la Dra. Liu, el ministro de Relaciones Exteriores Nin Novoa le agradeció sus esfuerzos para que la OACI se acerque más a los Estados miembros y al público en general, así como por el papel de la aviación civil como motor del desarrollo económico y social sostenible.

En la reunión con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y con la Fuerza Aérea organizada por el subsecretario de Relaciones Exteriores, embajador José Luis Cancela, la Dra. Liu hizo hincapié en la importancia que revisten los objetivos estratégicos de la OACI y su iniciativa “Ningún país se queda atrás” para construir una prosperidad económica sostenible, especialmente en los países en desarrollo.

La Secretaria General agradeció a la delegación uruguaya por su participación activa y constructiva en el trabajo de la OACI y señaló las grandes oportunidades que tiene el Uruguay para desarrollar su sector de aviación civil. Con este fin, suscribió un convenio con el ministro Rossi, titular de la cartera de Transporte y presidente de la Junta Nacional de Aeronáutica Civil, que formaliza la asistencia de la OACI para el desarrollo de la aviación civil del Uruguay.

El último día de su visita oficial al Uruguay, la Dra. Liu participó de una reunión con el comandante en jefe de la Fuerza Aérea y el director y otros altos funcionarios de DINACIA, la entidad proveedora de servicios de navegación aérea del país, y visitó el Aeropuerto de Carrasco. Se manifestó satisfecha con los avances logrados por el Uruguay en la aplicación efectiva de las normas de seguridad operacional de la OACI, e instó al país a seguir perfeccionando su sistema y medios de vigilancia de la seguridad operacional y de la protección de la aviación civil para optimizar los beneficios económicos de esta actividad.

Fuente: icao.int

blank