El joven estadounidense de 17 años estaba en el vuelo 208 de Copa proveniente de la Ciudad de Panamá, que acababa de aterrizar y estaba esperando en la pista. Por razones desconocidas, el adolescente abrió la puerta y saltó al suelo. El avión es un 737 y la caída fue de sólo un par de metros.

Una cuadrilla de construcción que trabajaba en las cercanías detuvo al muchacho hasta que llegó la policía y lo arrestó. El adolescente, que mostró señales de angustia durante el vuelo, estaba ileso, dijo Yakel.

Los testigos dijeron que el jovenparecía molesto y ansioso durante el vuelo de siete horas desde Ciudad de Panamá, y cuando los pasajeros se dieron cuenta de que la puerta estaba abierta, él ya corría por la pista.

El incidente se registró a las 2:30 de la tarde cuando el vuelo 208 de Copa Airlines se dirigía por la pista de aterrizaje hacia la terminal de desembarco

blank