A pesar del análisis que presentó esta semana la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), en el que señaló que Ecuador tendrá un crecimiento en el sector aeronáutico del 6,3%, las aerolíneas del país están en un proceso de reestructuración. Esta vez el turno fue de Saereo y AeroGal.

Las dos empresas ajustarán rutas y frecuencias. Esta última anunció ayer la reducción de frecuencias en rutas internas del país y la suspensión de la ruta Cuenca-Guayaquil-Nueva York (EE.UU.), desde el 17 de abril.

La firma además anunció que despidió a unos 120 trabajadores, es decir un 10% del total de sus empleados. Claudia Arenas, directora internacional de Comunicaciones del Grupo AviancaTaca, señaló que “las separaciones se hacen en todas las posiciones de la empresa a escala nacional”.

Esto incluye pilotos, mecánicos, personal administrativo, etc. La ejecutiva fue enfática en señalar que esta reestructuración es parte de un reordenamiento de la compañía y no tiene nada que ver con la eliminación del subsidio al combustible aéreo que se dio en enero pasado.

El comunicado de la firma también explicó que “se trata de fortalecer a una empresa cuya rentabilidad sea la base para seguir desarrollando los mercados a los que sirve y contribuir así al crecimiento económico del país”. Sin embargo, esto no convence a un consultor aerocomercial Gustavo Rivera, quien explicó que mientras existía el subsidio al combustible, AeroGal, que es parte del Grupo AviancaTaca, con sede en Colombia, se generaba una sinergia en beneficio de la empresa.

Es decir, que AviancaTaca y AeroGal reestructuraron la compañía para que las operaciones hacia el exterior, en este caso a EE.UU., se realicen desde Ecuador, porque el combustible estaba subsidiado. En cambio, ahora que ya no hay un subsidio “se ven obligados a reestructurar al grupo y comienzan a cambiar las operaciones de AeroGal”. Saereo por su parte, el lunes pasado anunció que dejará de volar desde Guayaquil a Latacunga y Loja. Una de las razones es el aumento del precio al combustible, por la eliminación de subsidio y porque Tame opera, también a estos sitios, pero con aviones entregados por el Estado.

Pero no son las únicas empresas que se reestructuran. LAN también desvinculó a 60 personas el 26 de enero pasado. En ese momento, la compañía señaló que eso fue parte de una optimización de costos de la firma y reorganizaron las frecuencias.

La ficha técnica

Nombre: AeroGal es parte del grupo AviancaTaca, desde noviembre del 2010 y la sede está en Colombia. Número de aviones: Nueve. Son tres Airbus A320 y seis Airbus A319. Número de trabajadores: 915 empleados. Ciudades a donde opera: Cuenca, Guayaquil, Manta, Baltra, San Cristóbal, Coca. Vuelos en código compartido: Lima (Perú) y Medellín (Colombia) a través de Taca y Bogotá (Colombia) con Avianca.

 

Fuente: www.elcomercio.com

 

blank