En todos los discursos que pronunció y las reuniones bilaterales que sostuvo la semana pasada en Cuba, la Secretaria General de la OACI, Dra. Fang Liu, alentó a los dirigentes cubanos a que sigan utilizando enfoques pragmáticos y proactivos y liderando en este campo a fin de lograr un desarrollo sostenible de la aviación que redunde en progreso económico y social, especialmente en los campos del análisis de datos y la seguridad y facilitación de la aviación.

Al inaugurar el Seminario regional Caribe y Sudamérica de datos de aviación y análisis, que fue organizado por la OACI y auspiciado por Cuba, la Dra. Liu destacó que, como organismo especializado de las Naciones Unidas, la OACI está profundamente comprometida a ayudar a que todos sus Estados miembros logren avanzar en estas cuestiones por medio de su iniciativa Ningún país se queda atrás y sus Oficinas regionales. “Lo que está en juego es considerable,” afirmó la Dra. Liu, “En 2016 la aviación generó, en forma directa, unos 10 millones de empleos y contribuyó con aproximadamente $725 mil millones al PIB mundial. Examinando más detalladamente las regiones Latinoamérica y Caribe, la aviación contribuye con aproximadamente 169 mil millones de dólares al PIB y sostiene, en forma directa o indirecta, el empleo de seis millones de personas. El liderazgo de Cuba en estos campos y en la optimización de las sinergias locales entre la aviación, el turismo, el comercio electrónico y otros tipos de comercio, contribuye decisivamente a la sostenibilidad de las operaciones locales.” La Dra. Liu también recalcó la importancia que reviste el análisis de datos para comprender las nuevas tendencias y cuestiones emergentes en el sector de la aviación y asegurar que se establezcan prioridades y estrategias de manera óptima.

La Dra. Liu puso de relieve estos mensajes durante todas las reuniones bilaterales que sostuvo con los oficiales cubanos, entre ellos, el Vicepresidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba y Ministro de Economía y Planificación, Sr. Ricardo Cabrisas Ruiz, los Viceministros de Transporte, de Relaciones Exteriores, de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y de Turismo, Sres. Eduardo Rodríguez, Abelardo Moreno Fernández, Antonio Carricarte Corona, y Luis Miguel Díaz Sánchez, respectivamente.

El Vicepresidente y los Ministros reconocieron la función esencial que desempeña la conectividad aérea en el desarrollo socioeconómico de Cuba, teniendo en cuenta la trascendencia de su industria turística y su condición de pequeño Estado insular en desarrollo. Al expresar su acuerdo con muchas de las recomendaciones concretas formuladas por la Secretaria General, el Sr. Ruiz y el Sr. Rodríguez presentaron resumidamente el plan estratégico de Cuba hasta 2030 para el desarrollo de su sector aeronáutico y de su sistema de transporte en general, e indicaron la prioridad que en dicho plan se concede a las continuas mejoras de las cuestiones relacionadas con el cumplimiento de las normas y métodos recomendados (SARPS) de la OACI. La Dra. Liu expresó su reconocimiento por los esfuerzos que Cuba está realizando para desarrollar su capacidad de recursos humanos a fin de alcanzar sus metas de aviación, así como por su excelente nivel de aplicación eficaz (EI) de los SARPS relativos a la seguridad de la aviación y la continua optimización de su ya excelente nivel de vigilancia de la seguridad operacional.

Al pronunciar su discurso ante el período de sesiones extraordinario del Comité nacional de facilitación del transporte aéreo de Cuba, la Dra. Liu también subrayó que el cumplimiento de los SARPS de la OACI relativos a la facilitación es primordial para responder a los desafíos que plantea el crecimiento proyectado, teniendo especialmente en cuenta las inquietudes en materia de seguridad de la aviación. La Dra. Liu destacó la importancia del Programa OACI de identificación de viajeros (TRIP), reflejada acertadamente en las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para restringir la movilidad internacional de terroristas y la delincuencia transfronteriza.

“Quisiera hacer propicia esta oportunidad para elogiar a los dirigentes de Cuba quienes han demostrado gran voluntad de responder y ser proactivos para lograr estas metas aquí en el Caribe. La creación de este comité, y la designación de un Coordinador nacional para asuntos de facilitación, reviste una importancia crucial para impulsar la coordinación necesaria, a nivel nacional, entre todas las partes interesadas que participan en la estrategia ICAO TRIP,” declaró la Dra. Liu ante los asistentes al período de sesiones.

La estrategia TRIP depende considerablemente de la transición mundial a los pasaportes de lectura mecánica (MRP), que ya casi se ha completado. El plazo para retirar de la circulación mundial los pasaportes que no son MRP se venció el 24 de noviembre de 2015 y, si bien algunos Estados todavía continúan esforzándose por alcanzar esta meta, Cuba y otros 142 Estados miembros de la OACI ya cumplen plenamente con expedir MRP. No obstante, es necesario adelantar las iniciativas relacionadas con los pasaportes biométricos y el Directorio de claves públicas de la OACI, que son elementos esenciales de la estrategia TRIP. Estos documentos ofrecen enormes ventajas en cuanto a mejoras de seguridad. Al destacar la oportunidad que se le presenta a Cuba de ampliar sus medidas de seguridad de la aviación y contribuir a una solución holística en cuanto a la seguridad de la red de aviación a escala mundial, la Secretaria General destacó, en todas sus reuniones bilaterales, la importancia crucial de una pronta implantación del Directorio de claves públicas (PKD) juntamente con la utilización de pasaportes que se ajusten a él. En respuesta, Cuba expresó su firme compromiso con respecto al PKD y a la estrategia TRIP.

La Secretaria General estuvo acompañada en esta misión por la Representante de Cuba en el Consejo de la OACI, Sra. Mirta M. Crespo Frasquieri y el Director regional de la Oficina Norteamérica, Centroamérica y Caribe (NACC) de la OACI, Sr. Melvin Cintron.

Fuente: icao.int

cuba-jetblue-usa

Después de más de 55 años este miércoles aterrizó en Santa Clara, Cuba el primer vuelo comercial proveniente de Estados Unidos.

El vuelo 387 de la aerolínea estadounidense JetBlue inauguró una nueva era en el transporte entre ambos países, al partir desde Fort Lauderdale (Florida, sureste) cerca de las 10:00 locales (14H00 GMT), y llegar a Santa Clara, 280 Km al este de La Habana, a las 10:57.

El embargo de Washington aún prohíbe el turismo en Cuba. Los estadounidenses solo pueden viajar dentro de otras 12 categorías aprobadas, y aún así se han disparado las cifras de estadounidenses que han visitado la Isla desde el anuncio, el 17 de diciembre de 2014, del inicio del proceso para la normalización de las relaciones entre los dos países.

Normalmente, el boleto en un chárter a Cuba cuesta entre 400 y 500 dólares, mientras JetBlue cobrará 99 dólares la ida y cerca del doble ida y vuelta.

El vuelo inaugural fue pilotado por el capitán Mark Luaces y el primer oficial Francisco Barreras, ambos estadounidenses de padres cubanos, informó JetBlue.

A este vuelo inicial le seguirá el jueves uno de Silver Airways, también a Santa Clara, y luego los de American Airlines a partir del 7 de septiembre. La regularidad de los vuelos se incrementará poco a poco hasta llegar a 110 diarios, 20 de ellos a La Habana, cuya ruta aún espera que el gobierno estadounidense decida qué compañías servirán a la capital.

Terminos de Busquedas:

  • Aviones militares clásicos de Venezuela

El 20 de mayo de 1919  Agustín Parlá, pionero de la aviación cubana, y Johnny Green, propietario de un hidroavión Sunshine anuncian la apertura de los vuelos comerciales entre Cuba y los Estados Unidos. También, ese día, Parlá ha invitado al reportero gráfico de El Mundo Adolfo Roqueñí para retratar a La Habana desde el aire y motivar el desarrollo de la aviación deportiva.

El Consejo de Estado, a propuesta de su presidente, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, previa consulta con el Buró Político del Comité Central del Partido, acordó liberar del
cargo de presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba a Rogelio Acevedo González.

En nota oficial se informa que en su lugar se acordó promover al general de Brigada Ramón Martínez Echevarría, actual segundo jefe de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria.

Refiere el documento que el compañero Martínez Echevarría cursó estudios en las Escuelas Militares Camilo Cienfuegos y en la antigua URSS como piloto de aviación de helicóptero. Es graduado también del Colegio de Defensa Nacional y de la Academia Militar Máximo Gómez.

Igualmente cumplió dos misiones internacionalistas en la República de Angola en los años 1978 y 1984, participando en múltiples acciones combativas.

Al compañero Acevedo González se le asignarán otras tareas, de acuerdo con la nota oficial dada a conocer este lunes por el Noticiero Nacional de Televisión

El Gobierno cubano abrió este viernes su espació aéreo a los aviones de Estados Unidos para el traslado de ayuda humanitaria a la devastada Haití, azotada por un terremoto de magnitud 7,3 la pasada noche del martes, lo que demuestra la solidaridad del pueblo antillano ante la tragedia.

Cuba, que ya desde hace once años brinda ayuda a Haití, la nación más pobre del continente, acordó con las autoridades se EE.UU. el uso del espacio aéreo a fin minimizar los tiempos para la llegada de ayuda a la nación haitiana.

“Hemos coordinado con las autoridades cubanas la autorización para hacer vuelos de evacuación médica desde la base naval estadounidense en Guantánamo a Miami, Florida, ahorrando 90 minutos por vuelo”, declaró la Casa Blanca en un comunicado.

República Dominicana, también abrió sus fronteras, por lo que centenares de heridos haitianos están siendo atendidos en hospitales dominicanos.

Los centros hospitalarios fronterizos con Haití atienden sobrevivientes del terremoto, así como también al norte las clínicas de Santiago de los Caballeros y Santo Domingo reciben heridos.

“En todos los hospitales de frontera están atendiendo las necesidades de la emergencia del pueblo haitiano”, así lo manifestó Federico Cuello, Embajador de República Dominicana en Estados Unidos, quien ofreció declaraciones a teleSUR.

Agregó que el aeropuerto María Montes de Barahona ha sido habilitado para la recibir a la Cruz Roja Internacional, donde se ha desplegado una logística para brindar apoyo a Haití.

Latinoamérica y el mundo sigue solidaria con esa isla caribeña y se espera que este viernes se envíen nuevos cargamentos de ayuda en alimentos e insumos para las víctimas del movimiento telúrico.

Haití, que según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas, se encuentra devastada en un 50 por ciento, y a tres días de la catástrofe,  aun no se registran cifras oficiales de la cantidad de personas muertas.

Según estimaciones de la Cruz Roja Internacional, aproximadamente 50 mil personas perdieron la vida tras el desastre natural.

teleSUR/AFP/ sv-PR
Para colaborar con el pueblo de Haiti por medio de internet puede accesar a este link
blank