China acuerda un pedido con Airbus de 100 aviones de la familia A320 y 40 de A350 XWB por US$ 22,800 millones

Airbus, Aviación China 6 de julio del 2017

El fabricante de aviones Airbus firmó un acuerdo con la empresa China Aviation Supplies Holding Company (CAS) que prevé la venta de 140 aviones por un precio global de 22.800 millones de dólares, anunció el consejero delegado del consorcio europeo, Tom Enders.

El pedido incluye 100 aparatos de medio alcance de la familia A320 y 40 de largo alcance de la familia A350 XWB.

El acuerdo fue firmado en Berlín por Tom Enders, CEO de Airbus, y Sun Bo, Vicepresidente Ejecutivo de CAS, en presencia del presidente chino Xi Jinping y la canciller alemana Angela Merkel.

“Este es un gran respaldo para nuestros productos líderes en segmentos de un solo pasillo y de doble pasillo”, dijo Tom Enders. “China es hoy uno de los mercados más importantes del mundo para la aviación, y estamos honrados de apoyar el desarrollo y el rápido crecimiento de la aviación civil de China con nuestra cartera de productos competitivos”.

La flota mundial de aviones de pasajeros por encima de 100 asientos se establecerá a más del doble en los próximos 20 años a más de 40.000 aviones, ya que el tráfico se prevé que crezca a un 4,4 por ciento al año. Los mercados emergentes como China continúan siendo un motor de crecimiento, y el tráfico interno se convertirá en el mercado más grande del mundo, de acuerdo con el último pronóstico del mercado mundial 2017-2036 de Airbus.

Fuente: airbus.com

JetBlue compra 35 aeronaves a Airbus de la familia A320

Airbus, Compra de Aviones 29 de octubre del 2013

jetBlue a320

La compañía norteamericana  JetBlue ha acordado con Airbus un nuevo pedido de 35 aviones de la familia A320, valorados en 3.957,5 millones de dólares (2.880 millones de euros) a precio de catálogo, informó el constructor aeronáutico europeo en un comunicado.

   El acuerdo, que incluye 20 aviones A321neo y 15 aeronaves del modelo A321ceo, contempla además la conversión de un encargo anterior de 18 aviones del A320 (ocho en su versión clásica y diez con el nuevo motor) para transformarlos en A321. Este nuevo pedido supone el número 10.000 de un avión de la familia A320 para Airbus.

   El presidente y consejero delegado de JetBlue, David Barger, mostró su satisfacción por la posibilidad de convertir algunos de los aviones encargados del A320 para adquirir el A321, “un avión ideal” para adaptarse a mercados de alta capacidad de demanda. La compañía destinará las nuevas aeronaves a sus rutas en San Francisco, Nueva York y Los Ángeles.

   JetBlue será la primera aerolínea del mundo en recibir la entrega de un avión de Airbus de la planta de montaje que está construyendo el fabricante en Mobile, Alabama, con la que prevé crear 1.000 nuevos puestos, y cuyas primeras entregas se iniciará en 2016. Airbus prevé que la instalación produzca entre 40 y 50 aviones al año para 2018.

Fuente: Euro Press

China compra 102 aviones en Francia

Aerolineas, China Aviación 4 de noviembre del 2010

París, 4 nov (EFE).- Varias aerolíneas chinas firmaron hoy la compra de 102 aviones con el fabricante europeo Airbus, operación valorada en unos 10.000 millones de euros, durante la primera jornada de la visita del presidente chino, Hu Jintao, a París, donde no faltó la protesta de los defensores de los derechos humanos.

Los contratos millonarios con Airbus se completaron con otros acuerdos con empresas francesas por una cuantía próxima a los 4.000 millones de euros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, cuidó la puesta en escena de la visita de su homólogo chino para acabar con las desavenencias que durante 2008 tensaron las relaciones entre ambos países.

Todo se dispuso en París para no airar a un Hu que efectuaba su segundo viaje a Francia, el primero desde que Sarkozy desairara a Pekín al recibir al Dalai Lama en 2008.

Fue la culminación de un año en el que las relaciones entre ambos países se vieron enturbiadas también por el tormentoso paso de la antorcha olímpica por la capital francesa, marcado por las protestas de los defensores de los derechos humanos.

Desde entonces, Sarkozy se ha dedicado a enderezar el rumbo de la relación con China y los contratos firmados hoy se considerados desde el Elíseo como un paso decisivo en esa dirección.

El protocolo ha sido dispuesto para que Hu no tuviera que responder a cuestiones sobre derechos humanos, para lo cual se ha decidido que durante sus tres días de visita no se enfrente a las preguntas de los periodistas.

El líder chino, que llegó a primera hora de la tarde al aeropuerto parisiense de Orly, celebró con Sarkozy una primera reunión bilateral al término de la cual se escenificó la firma de los contratos, supervisados por ambos mandatarios.

El principal beneficiario fue el constructor aeronáutico Airbus, que vendió a compañías chinas 102 aviones valorados en unos 10.000 millones de euros.

Airbus, filial del consorcio europeo aeronáutico y de la defensa EADS, en el que además de Francia participan Alemania y España, firmó un acuerdo para la venta de 50 aparatos A320, 42 aviones A330 y diez del nuevo avión de mediana capacidad y largo recorrido A350, según informó la presidencia gala.

Paralelamente, el grupo nuclear público galo Areva logró un contrato valorado en unos 2.500 millones de euros para la venta de 20.000 toneladas de combustible de uranio durante los próximos diez años.

Areva señaló que están muy avanzadas las negociaciones para la construcción en China de dos nuevos reactores de última generación EPR y firmó un contrato industrial con el grupo chino CNCC para el reciclaje de combustibles nucleares, que puede desembocar en la construcción de una planta de tratamiento en China.

La petrolera Total, por su parte, suscribió un proyecto para la construcción de una planta petroquímica de transformación de carbón en Mongolia interior, que puede comenzar en 2015 y cuyo coste oscila entre los 2.000 y los 3.000 millones de euros.

Antes de la llegada de Hu a París, el grupo de telecomunicaciones Alcatel-Lucent anunció tres contratos con operadores chinos valorados en 1.178 millones de euros.

Francia no ocultó las elevadas espectativas que tiene en la visita de Hu, que quiere exprimir para superar los 20.000 millones de euros de contratos que Sarkozy se trajo de su último viaje a China en 2007.

El ministro chino de Exteriores, Fu Ying, aseguró que ambos países cuentan con doblar sus intercambios comerciales en los próximos cinco años, hasta alcanzar los 80.000 millones de dólares anuales.

París espera también obtener el respaldo de Pekín en su presidencia del G-20, que comienza este mismo mes.

Hu y Sarkozy viajan mañana a Niza, en la costa mediterránea, donde según los observadores el presidente galo puede solicitar a su homólogo chino un cambio en su política sobre la moneda china, el yuan.

Ese puede ser el asunto más espinoso de la reunión, a menos que, tal y como le reclaman diversos activistas, Sarkozy no se decida a poner sobre la mesa la situación de los derechos humanos.

Algo bastante improbable si se tiene en cuenta que el presidente francés guardó silencio tras la atribución del Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo, que Pekín mantiene en la cárcel.

La llegada de Hu a París coincidió con dos manifestaciones para recordar al disidente, así como la situación en el Tíbet o en la región de Xinjiang y, en general, la situación de los derechos humanos. EFE lmpg/jc

blank

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar