La mal llamada caja negra del avión militar ruso estrellado el domingo en el mar Negro  ha sido encontrada, anunció el ministerio de Defensa a las agencias rusas.

El registrador de vuelo del Tu- 154 fue llevado hoy a Moscú, del desciframiento se ocupará una comisión especial instituida por el Ministerio de Defensa”, señaló agregando que este dispositivo debió “registrar todos los parámetros básicos del vuelo del avión, hasta su destrucción, que es una información muy importante para la investigación de lo sucedido

El ministerio también señaló que se había encontrado a 12 víctimas y 156 fragmentos de cuerpos desde el inicio de la operación de búsqueda. Los restos van a ser enviados a la capital para su identificación.

El jet Tu-154, en el que viajaban más de 60 miembros del internacionalmente conocido coro del Ejército Rojo, se dirigía a una base militar rusa en Siria, se estrelló poco después de despegar de la estación balnearia de Sochi.

Fuente: Telesur / AFP

El secretario de Estado francés de Transportes, Alain Vidalies, informó hoy de que los helicópteros de rescate han localizado restos de fuselaje y algunos cuerpos en la zona en la que se estrelló un avión de la compañía Germanwings en el departamento de Alpes de Haute Provence con 148 personas a bordo.

El aparato cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf y el sobrevuelo de los servicios de emergencia, según indicó a la emisora “Europe 1″, ha permitido ver por el momento el armazón y “algunos cuerpos”.

Entre los fallecidos figura un grupo de estudiantes y docentes alemanes que regresaba tras completar un intercambio escolar en la localidad barcelonesa de Llinars del Vallès, a 43 kilómetros de la ciudad condal. Dieciséis de ellos eran alumnos del tercer y cuarto curso de la ESO y los otros dos, profesores que fueron invitados por el Institut Giola de la localidad, según han confirmado fuentes del centro. En el colegio están consternados por lo ocurrido.

Los equipos de rescate, añadió, se han activado ya para dirigirse hacia la zona, “inaccesible por carretera” y ubicada cerca del municipio de Prads-Haute-Bléone.

Thomas Winkelman, presidente de la compañía aérea, informó que el vuelo 4U9525 entre Barcelona, España, y Düsseldorf, Alemania, perdió el contacto con la torre de control francesa a las 09:53 horas GMT, cuando estaba a una altura de 6 mil pies.

Explicó que el Airbus A320 acababa de alcanzar una altitud de 38 mil pies cuando sufrió una brusca caída de ocho minutos. El presidente de la línea aérea dijo que el piloto tenía “más de 10 años de experiencia” y unas 6 mil horas de vuelo, y el avión había pasado una revisión completa el verano de 2013.

58.300 horas de vuelo

El aparato accidentado, en concreto, había acumulado unas 58.300 horas de vuelo en unos 46.700 vuelos, según ha informado Airbus, desde que entró en servicio en 1991. El A320 de Airbus se estrenó en 1988, y hoy en día hay unos 6.200 aparatos de este modelo volando para diferentes compañías aéreas de todo el mundo.

El accidente lo investigará la Fiscalía de Marsella, según ha anunciado la ministra de Justicia Francesa, Christiane Taubira. El primer ministro francés, Manuel Valls, ha recalcado que “no se puede descartar ninguna hipótesis” sobre las causas del accidente.

El Gobierno Español declara tres días de luto oficial.

El dispositivo fue localizado a pocos metros del lugar donde el domingo fue localizada la primera caja negra con el registro de vuelo
caja-negra-de-air-asia

 

Los equipos de rescate indonesios recuperaron  la segunda caja negra del avión de AirAsia que se estrelló hace dos semanas en el mar de Java con 162 personas a bordo, informaron medios locales.

La segunda caja negra se encuentra a bordo de un buque de la marina indonesia a punto de ser traslada a Yakarta, donde será analizada por los expertos.

El registro de vuelo, que ofrecerá entre otros datos la altitud, la velocidad y el peso, y las comunicaciones de los pilotos permitirán esclarecer qué le sucedió al avión de la línea de bajo coste AirAsia.

Ambos dispositivos, de color anaranjado, fueron detectados el domingo en el mar a una profundidad de entre 30 y 32 metros, pero no pudieron se sacados porque se encontraban atrapadas entre restos del aparato.

El sábado se logró sacar a la superficie una sección de la cola de la nave con la ayuda de una grúa y bolsas de aire. Se han detectado hasta siete piezas más y la prioridad es reflotarlas cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, informaron las autoridades.

El avión del vuelo QZ8501 de AirAsia despegó de Surabaya la madrugada del 28 de diciembre y tenía previsto aterrizar dos horas más tarde en Singapur, pero se estrelló en el mar de Java unos cuarenta minutos después de partir.

 

Archivo:Black box.aeroplane.JPG

LLamadas registrador de vuelo son dispositivo que en las aeronaves y coches motores o locomotoras de trenes, registra la actividad de los instrumentos y las conversaciones en la cabina. Su función es almacenar datos que, en caso de un accidente, permitan analizar lo ocurrido en los momentos previos.

Los primeros registradores de vuelo se empezaron a usar a finales de los años 1950 y se les llamó cajas negras, esta denominación  se le da por la información confidencial que se guarda  en ellas aunque su aspecto es de color naranja claro para facilitar su localización tras un accidente.

Fué hallada a 1300 metros de profundidad por un barco de los EEUU especializado a unos 10 kilómetros del aeropuerto de Beirut. De los 90 pasajeros no se rescataron sobrevivientes. El avión, un Boeing 737-800 de la compañía Ethiopian Airlines, transportaba en el momento de la tragedia de 90 personas entre pasajeros y tripulación, la mayoría de ellos de nacionalidad libanesa y etíope. Hallan caja negra de avión etíope que cayó al Mediterráneo

Beirut.- El Ejército libanés localizó hoy la “caja negra” del avión etíope que se precipitó al mar el pasado lunes con 90 personas a bordo, informó en Beirut el ministro libanés de Transportes, Ghazi Aridi.

La principal hipótesis sobre la causa del accidente son las razones meteorológicas, debido a la fuerte tormenta en el momento del accidente. Las autoridades libanesas descartaron la posibilidad de un atentado.

Cabe señalar que hasta ahora existen informaciones contradictorias sobre los cadáveres localizados porque mientras las autoridades libanesas dicen que sólo se han recuperado 14 cuerpos, Ethiopian Airlines informó de que los cadáveres encontrados eran 60, aunque sólo 14 de ellos identificados.

blank