oaci-seguridad-operacional

Con ocasión del aniversario de la pérdida trágica y desaparición sin precedentes del vuelo MH370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo de 2014, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) sigue haciendo extensiva sus condolencias a los familiares de los pasajeros y de la tripulación de vuelo que aún no han sido encontrados, y expresa su apoyo permanente a todos los Estados y organismos que siguen participando en los esfuerzos de búsqueda correspondientes.

El año 2014 fue uno de los más seguros de la aviación en términos de los pocos accidentes que se registraron, pero los sucesos relacionados con el vuelo MH370 y el posterior derribo del vuelo MH17 permitieron identificar algunas lagunas importantes que pueden presentarse en ciertas circunstancias operacionales extraordinarias. Actualmente, la comunidad de la aviación se está ocupando de esas lagunas y seguirá dando la más alta prioridad a la seguridad de los pasajeros y de las aeronaves.

En respuesta a la pérdida del vuelo MH370, los Estados firmantes del Convenio de Chicago formularon hace poco recomendaciones nuevas de importancia durante la segunda Conferencia de alto nivel sobre seguridad operacional (HLSC) de la OACI, que tuvo lugar en la Sede en febrero de este año.

Durante dicha Conferencia, los participantes recomendaron la adopción del Sistema mundial de socorro y seguridad operacional (GADSS) de la OACI, que incluye el objetivo de dar seguimiento de corto plazo, cada 15 minutos, a las operaciones normales de vuelo y el requisito de dar seguimiento, cada minuto, a los vuelos anormales y en peligro. El grupo de trabajo que estableció la OACI inmediatamente después de la desaparición del vuelo MH370 desarrolló, durante 2014, el concepto de operaciones relativo al GADSS. Se tiene previsto actualmente que las disposiciones relativas al seguimiento cada 15 minutos y cada minuto se apliquen en 2016 y 2021, respectivamente.

Estos nuevos requisitos de seguimiento, así como las primeras actividades de asistencia e implantación relacionadas con los mismos, que la OACI tiene previsto finalizar en agosto de este año, guiarán con mayor claridad a los Estados y explotadores de aeronave para avanzar y ayudarán a mejorar considerablemente la capacidad de los profesionales de servicios de búsqueda y salvamento para localizar aeronaves derribadas en áreas remotas.

De lo acontecido con el vuelo MH370, el sector de la aviación también aprendió que su red debe responder ante sucesos por muy extraordinarios que sean, cuando está en juego la confianza del público. La pérdida del vuelo MH370 representó para la aviación mundial, en un sentido general, un suceso en 100 millones; sin embargo, nuestra comunidad reaccionó ante esta pérdida en forma cooperativa atribuyéndole la más alta prioridad.

La prevención de accidentes y casos mortales sigue siendo nuestra prioridad fundamental en materia de seguridad operacional de la aviación y, por lo tanto, nuestra mayor esperanza es poder encontrar, finalmente, el avión del vuelo MH370 para que las lecciones sobre cómo y por qué se perdió se asimilen y aprovechen en un futuro para beneficio de los pasajeros y las tripulaciones de vuelo.

Fuente: icao.int

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank