El paseo de Los Próceres fue testigo del majestuoso desfile cívico militar realizado el 5 de julio con motivo de los 200 años de la Independencia, en donde la Fuerza Armada Nacional Bolivariana mostró su poderío y su cohesión con el pueblo

Desde el Palacio de Miraflores y minutos antes de comenzar el desfile, el presidente de la República Hugo Chávez Frías, comandante en jefe de la FANB expresó que los venezolanos deben fortalecer el espíritu nacional, venciendo el divisionismo y derrotando a quienes pretenden debilitar a la patria desde adentro y desde afuera.

Agregó que los objetivos deben llevarse a cabo “en paz, con alegría y hermosura”. Subrayó que Venezuela ya no es colonia “ni lo seremos jamás. Gracias a nuestros pueblos y a nuestros soldados”.

La parada se inició con la formación en cuña de los aviones K-8W, que desplegaron el tricolor nacional y en el mismo eje del pasaje aéreo, el avión Su-30KM2 lanzó ante la tribuna ocho bengalas de uso defensivo en una demostración de potencia y velocidad característicos de estos poderosos cazas rusos.

Posteriormente, tropas extranjeras de 17 países engalanaron el desfile militar. Cada nación amiga mandó sus contingentes insignias con trajes de gala, en su mayoría armados, quienes con su marcialidad y disciplina sorprendieron al público.

Luego se presentaron los estandartes de las unidades que conforman los componentes Ejército, Armada, Aviación, Guardia Nacional y la Milicia Bolivariana, cuerpo especial que tiene también la responsabilidad de garantizar la defensa integral de la nación.

Ante la tribuna se abrió paso las agrupaciones históricas con los uniformes alusivos de la época. Por primera vez, el componente aéreo mostró las bragas de vuelo de los pioneros, quienes con sus proezas hicieron posible el nacimiento de la aviación en la década de los 20.

Las fuerzas terrestres hicieron un despliegue armamentista con la presentación de los carros blindados PTR-80, los lanzacohetes múltiples Grand de 122 milímetros, los tanques T-72 y los helicópteros MI-17V5, MI35 y MI-26.

Ante el imponente cerro El Ávila, cinco formaciones de aviones K-8W hicieron ecos en Los Próceres. En un rápido movimiento ascendente un avión sukhoi ejecutó un vuelo rasante y lanzó varias bengalas. Estuvo al mando del Tcnel. José Luis Tremont Jiménez, jefe de operaciones del Grupo Aéreo de Caza Nº 11, quien alcanzó las 1000 horas de vuelo en su unidad.

La demostración aérea fue coordinada por el general de división Luis Rafael Viana España, jefe de operaciones del Estado Mayor General de la Aviación Militar.

Asistieron al acto los presidentes Evo Morales de Bolivia, Fernando Lugo de Paraguay y José Mujica de Uruguay; junto a 21 cancilleres de América Latina y el Caribe.

Por: Pasqualina De Stefano (CNP 8.688)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

blank