La aviación civil es responsable de entre un 2 y un 3 por ciento del total de emisiones de dióxido de carbono (CO2) emitidas de manera artificial a la atmósfera cada año. Y a partir de 2010 todas las compañías aéreas que quieran operar sobre los cielos europeos deberán controlar sus niveles de emisiones.

Será en 2012 cuando además de controlarlas, las compañías deberán también limitar sus emisiones a las cantidades máximas establecidas por la Unión. Aquellas que no cumplan la normativa –sean europeas o no– serán multadas y no podrán operar en los aeropuertos de la Unión.

De momento según la agencia AFP, la Unión Europea cuenta con un censo de 4.000 compañías aéreas que deberán reducir sus emisiones en 2012.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

blank