Los ingresos por servicios complementarios de las aerolíneas a escala mundial sumarán este año cerca de 28.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,3 % respecto al 2011, equivalente a un aumento de 2.791 millones, según un informe realizado por Amadeus  y la consultora IdeaWorks.

Los ingresos por servicios complementarios de las aerolíneas a escala mundial sumarán este año cerca de 28.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,3 % respecto al 2011, equivalente a un aumento de 2.791 millones, según un informe realizado por Amadeus y la consultora IdeaWorks.

El importe que alcanzarán por este concepto en 2012 supone el 5,4 % de sus ingresos totales (517.168 millones de euros), situándose dos décimas por debajo del 5,6 % que representaban hace un año.

Esos ingresos proceden de las actividades adicionales y abarcan las comisiones por reservas de hotel, la venta de millas a los socios de los programas de viajeros frecuentes y la provisión de “servicios a la carta”, que ofrecen más alternativas al consumidor.

Aunque la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) incrementó sus previsiones de beneficios para el sector para 2012, hasta los 3.180 millones de euros, el entorno operativo sigue siendo difícil.

A este respecto, si las aerolíneas renunciaran a los ingresos complementarios -que constituyen un buen suplemento de liquidez que pueden emplear para renovar el interior de sus aeronaves, invertir en nuevos equipos y destinar fondos a su expansión-, ello supondría una pérdida para muchas de ellas.

El estudio distingue cuatro categorías de aerolíneas, según la capacidad de cada una para generar este tipo de ingresos: tradicionales, principalesestadounidense, principales por ingresos por servicios complementarios y “low cost”.

El 35,4 % del total de los ingresos generados por servicios complementarios en el mundo (12.800 millones de dólares, un 17 % más) corresponde al primer grupo, que incluye compañías como Air Canada,Finnair o South African Airways.

Justo detrás se encuentra la categoría de principales aerolíneas estadounidenses, donde sólo seis -Alaska Airlines, American, Delta, Hawaiian, United y US Airways- alcanzan un peso del 34,3 % sobre el total.

No obstante, la facturación registrada por este grupo (12.400 millones de dólares) cae un 0,8 % este año, debido principalmente a que Delta ha redefinido la forma en que desglosa los resultados de sus ingresos por servicios complementarios.

La mayor parte de los ingresos por servicios complementarios obtenidos por este grupo, al igual que por las tradicionales, se genera a través de la venta de millas del programa de viajeros frecuentes, especialmente aquellas vinculadas a las tarjetas de crédito de las aerolíneas.

Su segunda fuente de ingresos son los cargos por equipaje, que representan un 20 % del total, mientras que en el caso de las tradicionales, éstos se circunscriben, principalmente, a los cargos por exceso de equipaje, ya que sólo unas pocas cobran por la primera maleta.

En cuanto a las “low cost” –JetBlue, Southwest o GOL- y aerolíneas con más ingresos por servicios complementarios -AirAsia o EasyJet, entre otras-, registran crecimientos interanuales del 12,8 % (hasta los 5.380 millones de dólares) y del 30,5 % (5.555 millones de dólares), respectivamente.

El promedio de ingresos por servicios complementarios aumenta sólo en el caso de las “low cost”, al pasar del 6,5 % al 7,2 % en 2012, mientras que en el grupo de las tradicionales se mantiene en un 2,9 % y en los dos restantes se contrae -del 11,9 % al 10,1 % en EEUU, y ligeramente, del 19,8 % al 19,7 %, en las principales por este tipo de ingresos-.

Por regiones, casi todas arrojan alzas de dos dígitos –Europa (11,7 %),Asia y Pacífico (21,3 %), África y Oriente Medio (24,5 %) y Latinoamérica y el Caribe (30,2 %)-, a excepción de Norteamérica, que crece menos (4,6 %), pese a lo cual sigue superando a todas las demás.

(Agencia EFE)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank