Tokio.- Japan Airlines presentó un pedido de protección por quiebra, presionada por una deuda de más de 25,000 millones de dólares y prometió eliminar 15,700 empleos en un esfuerzo por sobrevivir en una industria golpeada por el costo del combustible y los inconstantes viajeros.

JAL, la mayor aerolínea asiática por ingresos, seguirá volando gracias a casi un 1 billón de yenes (11,000 millones de dólares) de ayuda de un fondo respaldado por el estado y debe pasar por una drástico reestructuración una nueva junta y administración.

Los accionistas serán eliminados y los prestamistas condonarán una deuda mayor a la esperada de 730,000 millones de yenes en deuda como parte del acuerdo con el fondo, el Enterprise Turnaround Initiative Corp of Japan (ETIC).

La quiebra será sólo el inicio para una aerolínea con un capital reducido, frente a dificultades como el alza de los precios del combustible y la reducción de las cifras de los pasajeros, encima de los fuertes costos de reestructuración.

JAL, rescatada cuatro veces en 10 años por el Gobierno japonés, eliminara 31 rutas y reemplazará a muchos de sus aviones antiguos y menos eficientes. Además debe tomar duras decisiones sobre capital extranjero y alianzas.

“Lo que esto ha mostrado es que la nación no se hará cargo completamente de una firma, que ahora han dicho que dejarán quebrar a las firmas mal administradas”, dijo Koichi Ogawa, administrador jefe de portafolio de Daiwa SB Investments.

La quiebra de 2.3 billones de yenes de JAL es la cuarta mayor de Japón y es la mayor de una firma no financiera. La cifra es de finales de septiembre, por lo que la cifra actual podría ser considerablemente más alta.

Las acciones de JAL, que han perdido más de un 90% desde inicio de mes, cerraron planas a 5 yenes tras operar a la baja entre 2 y 3 yenes. Dejarán de transarse el 20 de febrero según la bolsa de comercio.

El valor de mercado de JAL se ha hundido a cerca de 150 millones de dólares.

Los bonos de JAL que maduraban el 2013 se transaban a sólo 27.8 centavos de dólar, frente a los 70 centavos del mes pasado.

El movimiento podría convertir a la rival All Nippon Airways en la nueva aerolínea insignia de Japón, según algunos analistas. Las acciones de ANA perdieron un 4.2% tras subir a un máximo de seis meses la semana pasada.

Los planes de reestructuración de JAL implican planes de recortar su fuerza de trabajo de 51,862 a 36,201 y eliminar 14 rutas internacionales y 17 rutas nacionales en tres años, dijo el Gobierno.

JAL deberá tomar también una decisión acerca de las ofertas de ayuda de la competencia de American Airlines, de la alianza Oneworld y de Delta, que quiere sumar a la japonesa a su grupo SkyTeam.

La aerolínea ha pasado dos décadas tratando de recuperar la confianza pública tras un accidente el año 1985 que fue el mayor desastre aéreo en la historia, con la muerte de 520 personas.

::Radiografía de JAL::

FUENTE:

Reuters

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank