Durante los primeros años de la aviación comercial, el desarrollo de la legislación aeronáutica española fue eminentemente casuístico, atendiendo más a aspectos parciales que a un desarrollo armonioso del transporte aéreo.

  • Así, el primer texto legislativo complejo, la Reglamentación General de la Navegación Aérea, publicado por Real Decreto de 25 de noviembre de 1919, fue precedida por otro Real Decreto de 17 de octubre de ese mismo año, creando el Servicio Postal Aéreo, encomendado al Ministerio de Gobernación y proponiendo la creación de enlaces entre la Península, Baleares y África.
  • Este reglamento correspondía básicamente con el desarrollo de los principios del Convenio de París, en cuyas discusiones España no estuvo presente, y no tuvo apenas modificaciones en los años posteriores, pese a la celebración del Congreso Iberoamericano de Navegación Aérea en 1926, en Madrid, que sirvió más de foro político que como instrumento práctico.
  • En este marco legal, el Gobierno sacaba a concurso un servicio aéreo de pasaje y correo entre Sevilla y Larache (Protectorado Español de Marruecos) en julio de 1920, con propósito de ampliación posterior a Barcelona y Palma, en la península, y a Tetuán, en Marruecos.
  • El concurso fue ganado por CETA (Compañía Española de Transporte Aéreo), inaugurándose el enlace el 15 de octubre de 1921 con un antiguo bombardero transformado en avión de transporte, que llevaba 3 pasajeros, tardando dos horas en cubrir los 230 Km. (150 Km/h de velocidad de crucero), a una tarifa de 250 pesetas.
  • En 1921 se funda la Compañía Aero-Marítima Mallorquina para explotar, a partir de 1922 el Servicio Postal Palma-Barcelonaen 1925 la Unión Aérea Española, volando de Madrid a Sevilla y a Lisboa.
  • En 1927 se crea Iberia. El primer vuelo de la futura compañía bandera tuvo lugar en noviembre de 1927 entre Madrid y Barcelona, ruta que, ochenta años después, sigue siendo la de mayor tráfico de su red. Posteriormente amplió sus servicios a Valencia y Sevilla, llegando a convertirse en la primera compañía en volar entre Europa y América del Sur tras la Segunda Guerra Mundial.
  • En 1933 el Gobierno decidió centralizar todas las actividades aeronáuticas (civiles y militares) en una Dirección General de Aeronáutica, dependiente de la Presidencia del Consejo de Ministros, con una Sección dedicada a Aeropuertos, Aeródromos y Bases militares.
  • Tras la Guerra Civil, el Ministerio del Aire asumió todas las actividades aeronáuticas, creando el 10 de febrero de 1940 la Comisión de Codificación Aeronáutica, la cual en 1947 promulgó la Ley de Bases de la Navegación Aérea.
  • En 1960 se aprueba la Ley de Navegación Aérea (21 de julio), que es la pieza fundamental del ordenamiento jurídico aeronáutico en nuestro país.
  • El segundo texto legal básico, la Ley Penal y Procesal de la Navegación Aérea, aparece el 24 de diciembre de 1964.
  • Con el turismo como catalizador, durante el período 1960-1973, el número de pasajeros total en los aeropuertos españoles creció al 19,5% anual, con el tráfico internacional aumentando al 23% anual.
  • El número de pasajeros chárter internacionales sobrepasa a los regulares en 1966 por primera vez y siete años después, en 1973, son 2,5 veces más.
  • En este período comienzan a operar compañías privadas charter, como Spantax, Air Spain o Transeuropa, aprovechando la liberalización de este tipo de tráfico en Europa.
  • En 1990 se crea el Ente Público de Navegación Aérea y Aeropuertos (AENA) con el fin de operar bajo criterios comerciales las infraestructuras aeroportuarias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank