Madrid, 10 nov (EFE).- La huelga que mantienen para hoy los tripulantes de cabina de Iberia por no haber alcanzado un acuerdo con la empresa en la negociación del nuevo convenio colectivo ha obligado a la compañía aérea a cancelar 368 vuelos, que afectarán a cerca de 40.000 pasajeros.

De estos vuelos, 121 son de carácter internacional, doce de ellos de largo recorrido con trayectos a Nueva York, Sao Paulo, Buenos Aires y México.

La huelga contará también con otra jornada de paro el próximo miércoles, la cuarta que secundan los tripulantes de cabina de Iberia, dos de ellas en octubre, de no llegar a un acuerdo la empresa y los representantes de los trabajadores.

Las posiciones se mantienen contrapuestas dado que se han cruzado acusaciones entre los sindicatos convocantes y la dirección de la empresa en el sentido de que ninguno de ellos quiere buscar una solución al conflicto.

Iberia criticó a los sindicatos de tripulantes de cabina CTA-Vuelo y Sitcpla por no tener ‘el más mínimo interés’ en alcanzar un acuerdo e intentar boicotearlo al reclamar más dinero y presentar ‘nuevas exigencias’.

En un comunicado difundido ayer, la aerolínea española pidió a los trabajadores que cumplan los servicios mínimos y recordó que ha abierto 33 expedientes a este colectivo por incumplimiento y por irregularidades de los servicios mínimos durante las jornadas de huelga de octubre.

La compañía también arremetió contra las organizaciones sindicales que han convocado la huelga por el ‘nulo interés’ que, a su juicio, demostraron en una reunión celebrada el domingo con el objetivo de intentar buscar una salida.

En concreto, la aerolínea se queja de que las organizaciones sindicales no han hecho ningún esfuerzo pese a que asegura que ha prometido ‘negociar abiertamente todos los asuntos relativos al Plan 2012’, que busca dotar de viabilidad a la empresa.

Entre ellos, sitúa la subida salarial para 2009, que ha sido uno de los motivos que ha llevado a CTA y Sitcpla a convocar la huelga, que están llamados a secundar 4.300 tripulantes de cabina.

Según Iberia, ‘los sindicatos convocaron la huelga para dos días de octubre y dos de noviembre, antes incluso de que la compañía les presentara el Plan 2012, que busca la viabilidad de la empresa y garantizar el futuro de todos los empleados, incluidos los tripulantes’.

El presidente de Sitcpla, Antonio Escobar, afirmó a EFE que Iberia sólo quiere reunirse para hablar de temas genéricos y no quiere negociar, para que así cunda el desánimo entre los trabajadores.

Escobar subrayó que los sindicatos están dispuestos a aceptar el plan de reducción de costes presentado por Iberia porque con ello se evitaría también la discriminación salarial.

Además pidió a los directivos de Iberia que ‘se pongan las pilas’ para poder cerrar un acuerdo, ante una situación que calificó de ‘terrorífica y muy frustrante’.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank