avión-solarf

Osvaldo Bahamondes, Investigador de la Academia de Ciencias Aeronáuticas, comenta los alcances del HB-SIA, aeronave experimental cuya fuente de energía es el sol.

Con el objetivo alcanzado de volar más de 24 horas solo con energía solar, el “Solar Impulse” (HB-SIA) logró con éxito el segundo test de funcionamiento, paso trascendental para su más grande desafío, dar la vuelta al mundo en esta innovadora aeronave sin escala alguna, entregando a su vez una alternativa real para mitigar el problema de la contaminación relacionada con el funcionamiento de los aviones.

“No son pocos los investigadores del área aeronáutica que, conscientes que la solución al gran tema del calentamiento global no está en dejar de volar, buscan incansablemente hacer más amigable con el planeta a esa maravilla tecnológica que es el avión”, comentó Osvaldo Bahamondes, Investigador de la y especialista en seguridad aeroespacial de la Academia de Ciencias Aeronáuticas de la Universidad Técnica Federico Santa María. “Todos hemos escuchado sobre los peligros que el calentamiento global cierne sobre la tierra, pero no todos estamos haciendo algo para evitar o al menos minimizar sus efectos, es por esto que esta experiencia es una señal esperanzadora de quienes contaron con el decidido apoyo de la Agencia Espacial Europea y el prestigioso Instituto Tecnológico Federal Suizo, permitiéndoles hacer realidad este histórico e innovador vuelo, sin contaminar nuestra atmosfera”, agregó.

Cabe señalar que la finalidad del “Solar Impulse”, es la de promover el uso de energías alternativas en la aviación, en este caso la solar, la cual posee las características de ser infinita y limpia en comparación con los combustibles fósiles que se utilizan en la actualidad.

O. Bahamondes 009 (Large)Aunque el diseño del avión no permite aún llevar a muchos pasajeros, el “HB-SIA Solar Impulse” pretende sobre todo despertar el interés público por aquellas tecnologías capaces de hacer sostenible su desarrollo. “En nuestro país también se investiga para encontrar soluciones al problema de la contaminación en la aviación comercial, un ejemplo de esto se puede ver en la línea aérea nacional (LAN), la cual ha dotado a su flota de winglets, mecanismos aerodinámicos de punta de ala, que mediante una reducción de la resistencia al avance producen un ahorro de combustible que va entre el tres y seis por ciento del consumo, disminuyendo significativamente la gran cantidad de monóxido de carbono que se expulsa a la atmosfera durante los vuelos”, señaló Osvaldo Bahamondes.

Centro de Aplicaciones Espaciales, buscando herramientas para la aviación del futuro

Combustibles alternativos y estudios que buscan mejorar las condiciones medioambientales en los aeropuertos, son algunas investigaciones que el CAA, organismo dedicado a la investigación e innovación aeronáutica en el país, de la Universidad Técnica Federico Santa María, ha desarrollado con el propósito de difundir y socializar la preocupación por temas como la eficiencia energética y el impacto medioambiental en el sector aeronáutico, principalmente para lograr que cada día se sume más gente a la búsqueda de soluciones innovadoras para la industria aérea nacional. “Todos estamos a bordo de esta aeronave llamada tierra, y tenemos el deber de lograr que las profecías para el año 2012, sólo sean una buena historia para contarles a nuestros nietos y permitir que ellos tengan la oportunidad de contársela a los suyos”, reflexionó el investigador.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Loading Facebook Comments ...

Dejar un Comentario

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.

blank

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar