BBC Mundo

 

Un avión supervisa la zona donde se cree que cayó el avión de Air France, en junio de 2009.

Los últimos restos se encontraron a cierta distancia de donde fueron hallados los primeros.

Un buque brasileño llegó a la zona donde se cree que pudo haber sucedido el accidente aéreo del vuelo AF 447 de Air France. Allí se han encontrado a lo largo del día nuevos restos del avión, que desapareció este domingo cuando volaba de Río de Janeiro a París.

Este barco es el primero de otros cinco que llegarán para buscar la aeronave. Once aviones y algunos buques comerciales se sumaron también a la misión, que este miércoles encontró restos más grandes -diez según la fuerza aérea brasileña- que parecen provenir del accidente.

Entre las partes halladas se encuentra un objeto metálico de siete metros de diámetro. También hallaron una mancha de carburante que se extiende a lo largo de 20 kilómetros.

Estos últimos restos fueron ubicados a cierta distancia de donde fueron hallados el martes los primeros objetos.

Hipótesis

Mientras, aún se desconocen las causas del accidente, aunque son numerosas las hipótesis.

Según el corresponsal de la BBC en Brasil, Gary Duffy, un periódico brasileño dijo que una serie de fallos críticos en los sistemas del avión fueron la causa del siniestro, aunque no identificó a la fuente.

Imagen del satélite Meteosat-9 con la situación del vuelo AF 447 cuando atravesaba una tormenta.

Imagen del satélite Meteosat-9 con la situación del vuelo AF 447 cuando atravesaba una tormenta.

Imagen del satélite Meteosat-9 con la situación del vuelo AF 447 cuando atravesaba una tormenta.

Ampliar imagen

Según el O Estado de S. Paulo, el piloto dijo en un mensaje que estaba entrando en una zona con nubes negras muy densas, asociadas normalmente con vientos violentos y rayos. Diez minutos después se enviaron una serie de mensajes electrónicos que comunicaban que la situación se había vuelto especialmente grave.

El periódico, que dijo haber consultado a un funcionario de Air France, planteó la posibilidad de que el avión se hubiera partido en el aire.

Por su parte, el ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, dijo que es improbable que la causa del accidente fuera una explosión, debido a la gran cantidad de combustible hallado en el océano. “Podría descartar la posibilidad de un incendio o una explosión”, dijo Jobim.

Las autoridades francesas que dirigen la investigación sobre las causas del accidente rechazaron hacer comentarios.

Según Duffy, es evidente que la única explicación definitiva llegará cuando se recupere la mayor parte de los restos, así como las cajas negras del avión de Air France.

Ceremonia por las víctimas

 Empleadas de Air France, durante el funeral por las victimas del vuelo accidentado AF 447.

La Catedral de Notre Dame, en París, acogió una multitudinaria ceremonia en honor a las víctimas.

La Catedral de Notre Dame, en París, acogió una multitudinaria ceremonia en honor a las víctimas del accidente aéreo del vuelo AF 447, desaparecido en el océano Atlántico frente a las costas de Brasil.

El presidente de la República, Nicolas Sarkozy, asistió junto a la primera dama, Carla Bruni, a la misa, en la que se encendieron 228 velas, una por cada víctima.

La ceremonia religiosa, ecuménica y en tres idiomas, contó con un mensaje de condolencias del papa Benedicto XVI. El arzobispo de París leyó también un extracto del libro El principito, del aviador francés Antoine de Saint-Exupery.

En Río de Janeiro, en Brasil, se celebró un acto similar al que asistió el ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernand Kouchner. Brasil decretó tres días de luto nacional por la tragedia.

Circunstancias difíciles

Un funcionario de la Fuerza Aérea francesa dijo que probablemente jamás se encuentren las cajas negras del avión de Air France que se precipitó sobre el Atlántico el lunes.

Aunque prometió una investigación detallada y la publicación de un informe hacia fines de este mes, Paul-Louis Arslanian, director de la agencia de investigación de accidentes aéreos, explicó en conferencia de prensa que las circunstancias del caso son particularmente difíciles.

“La posición probable del avión es en medio del océano, en un sitio donde el lecho marítimo es muy profundo y montañoso, de modo que no soy muy optimista”, dijo Arslanian.

El vuelo AF 447 partió de Río de Janeiro rumbo a París el domingo por la noche, con 228 pasajeros a bordo. Unas cuatro horas después de despegar, perdió contacto con la base en tierra, emitió varias señales de fallas en el sistema y luego desapareció en el Atlántico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

blank