Todo el espacio aéreo español, excepto en la región de Andalucía, ha sido cerrado tras las bajas masivas de controladores aéreos, informó a AFP un portavoz del gestor aeroportuario Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

El ministro de Fomento español, José Blanco, aseguró este viernes que el Gobierno no permitirá “el chantaje” de los controladores aéreos.

El espacio aéreo español se ha cerrado después que un “90% de los controladores han abandonado sus puestos de trabajo”, añadió la misma fuente, precisando que en el aeropuerto de Madrid siguen en servicio tres controladores para las labores de aproximación y aterrizaje de aparatos.

El portavoz de AENA añadió que en los próximos minutos habrá “una conferencia entre AENA, Eurocontrol (el organismo europeo de control aéreo) y la FAA (homólogo estadounidense) para ver que se hace con los vuelos transatlánticos”.

El cierre del espacio aéreo tiene lugar en el inicio de un largo puente festivo hasta el próximo miércoles en el que se preveían miles de desplazamientos y “está provocando graves perturbaciones en el tráfico aéreo de toda España” que afectan a unas 250.000 personas, según AENA.

Unas “bajas masivas” de controladores que se han declarado incapaces de dar servicio comenzaba obligabando al cierre del espacio aéreo de Madrid y los archipiélagos de las Baleares y Canarias afectando a miles de personas.

“A las 17h00 locales (16h00 GMT), los controladores aéreos han comenzado a comunicar su incapacidad para continuar ofreciendo el servicio, abandonando su puesto de trabajo”, añadió AENA en un comunicado.

Un 70% de los controladores han abandonado su puesto de trabajo, dijo en rueda de prensa el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, que llamó a su reincorporación inmediata, tras la reunión de gabinete de crisis presidido por el ministro Blanco.

AENA fue incapaz de precisar cuánto tiempo podría durar la clausura, aunque una portavoz de la principal compañía aérea española, Iberia, consideró que se “estima que durará hasta la una de la madrugada”.

“No nos han avisado de nada, nos ha pillado con un poco de sorpresa”, así que “no sabemos el número exacto de vuelos de Iberia que van a ser anulados”, dijo la portavoz de Iberia.

El abandono de sus puestos de trabajo ha tenido lugar al mismo tiempo que en una rueda de prensa, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, que “no se ha convocado ninguna acción sindical”.

El cierre aeroportuario, que sólo permite el aterrizaje de aviones, tiene lugar en el inicio de un largo puente festivo hasta el próximo miércoles en el que se preveían miles de desplazamientos y “está provocando graves perturbaciones en el tráfico aéreo de toda España” que afectan a unas 250.000 personas, según AENA.

El ministerio de Fomento está tratando de buscar alternativas de transportes para los viajeros para lo que está hablando con la empresa de ferrocarriles Renfe.

El movimiento de los controladores llega después que en la mañana de este viernes el gobierno español aprobara la privatización parcial de la gestión de los aeropuertos.

El Gobierno también aprobó una aclaración a la norma que rige los horarios de los controladores aéreos ratificando un máximo de 1.670 horas al año trabajadas, pero aclara que “no se computarán en este máximo anual” las correspondientes a las actividades laborales de carácter no aeronáutico”.

El portavoz de USCA, David Zamit, afirmó que con esta aclaración se han dejado de computar dentro de las horas laborables los permisos de paternidad y las bajas por enfermedad “a las que tiene derecho cualquier trabajador” y que ahora tienen que devolver a la empresa porque “los cálculos que ha hecho AENA no le permiten garantizar el servicio”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank