El personal de cabina de British Airways comenzó el lunes una huelga de cinco días en protesta por las medidas para reducir costos en la aerolínea, lo cual obligó a cancelar casi la mitad de sus vuelos desde el aeropuerto de Heathrow.

El sindicato Unite tiene previsto que sus agremiados paralicen actividades dos veces más si no se resuelve la prolongada disputa con la empresa, lo cual es cada vez más probable después de que las conversaciones se interrumpieron en malos términos.

BA dijo que durante el período que dure la huelga tiene planeado transportar al 70% de los pasajeros con reservación, debido a que el paro no ha afectado el calendario de vuelos en los aeropuertos de Gatwick y Ciudad de Londres.

Sin embargo, sí alteró los servicios en Heathrow y se sumó a las penurias de viaje de los pasajeros, semanas después del cierre del espacio aéreo debido a una nube de ceniza volcánica proveniente de Islandia y a una huelga de personal de cabina de BA que duró siete días en marzo.

La ira de la mayoría de los pasajeros afectados estuvo dirigida otra vez contra los huelguistas, algunos de los cuales subieron a la parte superior abierta de un autobús de dos pisos y ondeaban banderas que decían “Brutish Airways (Aerolíneas Brutánicas), en las proximidades de una cerca en el perímetro de Heathrow.

Otro grupo de trabajadores portaba pancartas con el mensaje “No teníamos otra opción” en una estación cercana del tren subterráneo de Londres.

El punto de vista de los huelguistas fue censurado por Maureen Lonergan, de 66 años y quien tenía que volar el día anterior de Manchester a Londres para tomar una conexión rumbo a Venecia, lo cual la obligó a pagar una noche más en un hotel en la capital británica.

“Creo que los huelguistas son codiciosos. Hemos escuchado que ganan más que el personal de otras aerolíneas”, dijo Lonergan. “Como está la economía actualmente, en primer lugar deberían estar agradecidos de que tienen trabajo. Esto hace que a uno se le quiten las ganas de volar con BA”.

La aerolínea maniobra a toda pisa para efectuar cuantos vuelos le sea posible mediante personal de cabina que no se adhirió a la huelga, empleados de otras partes de la compañía que han recibido entrenamiento, renta de aeronaves con todo y tripulación y la transferencia de pasajeros a las aerolíneas competidoras.

Tenía planeado operar el 60% de sus vuelos de rutas largas y el 50% de los de rutas cortas desde su sede en Heathrow. Los vuelos cancelados incluyeron servicios a Nueva York, Amsterdam, Francfort, Roma, Viena y Praga.

Uno de los asuntos clave en la disputa es la exigencia de que la aerolínea restaure la prestación de viajes para sus empleados, suspendida tras una huelga previa.AP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank