Abu Dabi, 6 nov (EFE).- La Organización de Aviación Civil de Emiratos Árabes Unidos negó hoy en un comunicado que se hubiera producido un atentado explosivo a bordo de un avión de carga estadounidense que se estrelló el 3 de septiembre pasado en el emirato de Dubái.

Las autoridades emiratíes emitieron la nota después de que el grupo terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga asumiera anoche la responsabilidad del derribo del aparato de carga de UPS el pasado 3 de septiembre.

El avión cayó en una zona despoblada poco después de despegar del aeropuerto de Dubái y perecieron sus dos pilotos.

Las autoridades de la aviación civil emiratíes dijeron que, a pesar de que insisten en que no hubo explosión a bordo, no significa que “no se tome en serio” el anuncio de Al Qaeda, por lo que seguirá investigando el suceso.

“Las investigaciones y los detalles extraídos del lugar donde se estrelló el avión, incluidos los testimonios dados por testigos locales en el momento de la caída del aparato, no apuntan a un estallido”, insistió la nota.

El comunicado oficial insistió en asegurar que las pesquisas, a partir de las informaciones extraídas de las dos “cajas negras” de la aeronave, no arrojan ninguna información que respalde la posibilidad de un estallido a bordo del avión.

Anoche, Al Qaeda en la Península Arábiga indicó en un comunicado que se responsabilizaba del derribo de ese avión de UPS y también de los paquetes-bomba que fueron descubiertos el mes pasado en el Reino Unido y en Dubái en envíos hechos por UPS y FedEx.

El pasado 14 de septiembre, las autoridades de la aviación civil emiratí dijeron que el accidente del avión de UPS se debió a un incendio en la cabina de la aeronave, seguido de una filtración de humo.

El 31 de octubre insistieron en la misma tesis, días después de que se descubrieran las bombas en los envíos de mensajería de UPS y FedEx, remitidos desde Yemen. EFE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank