Aunque el 24 de setiembre de 1840 se realiza la primera ascención en un globo aerostático en la ciudad de Lima, ejecutada por el aeronauta colombiano José María Flórez, es en enero de 1911 que llega al Perú Juan Bielovucic Cavalie contratado por la Liga Nacional Pro-Aviación y realiza los primeros vuelos de un aeroplano en nuestro país.

1910 – 6  DE  FEBRERO

Longchamps está incorporado a la historia de Nuestra Aviación. El primer vuelo oficializado en la Argentina, se efectuó en este pueblo.

El pueblo argentino siempre a recoger las enseñanzas y las experiencias progresistas que se ensayaban allende los mares, en todos los terrenos, políticos, sociales, científicos o deportivos, con el afán de ver surgir en América un país que maravillosamente dotado por la naturaleza, estaba llamado a constituirse en el arquetipo de todo Continente Sudamericano, recogió entusiasmado las noticias fantásticas, que a principios del siglo, se recibían de Europa, de aquellos aventureros intrépidos, que desafiando las leyes de gravedad, se sintieron pájaros e imitando a éstos, alzaban vuelo surcando el espacio.

Aquella noticia, conmovió a la juventud argentina, que vislumbró en aquellos primeros intentos que se realizaban en Europa, las grandes posibilidades que se abrían para los pueblos con aquellas máquinas satánicas, que se atrevían a desafiar los cielos. Fue así, que se constituyó en la República Argentina, el primer Aero Club y el gobierno argentino interpretando las inquietudes de la juventud y en la necesidad de no permanecer indiferente a los hechos que conmovían al Viejo Mundo, apoyó de inmediato la iniciativa de los hombres interesados en la nueva creación del hombre y por lo tanto hizo las gestiones necesarias para que vinieran al país, algunos de los precursores de la nueva ciencia, para traer a esta tierra, las enseñanzas y experiencias adquiridas en Europa.

Entre el grupo de aviadores que respondiendo a la invitación llagaron a Buenos Aires, se encontraba un francés llamado Enrique Bregi, que con el aeroplano Voisin de 60 C.V. arribó a nuestro puerto a fines del año 1909.

Y un día, Bregi se trasladó a un campo de aviación improvisado, que luego sería Longchamps, con su aeroplano y en presencia de una Comisión Oficial del Aero Club, integrada por Jorge Newbery que sería más tarde la gloria de las Alas Argentinas, de Alberto R. Macías, Gervasio Videla Dorna, Jorge M. Lubary y una cantidad de público, Bregi inicia los preparativos para su aventura. Sopla en aquellos instantes una leve brisa del pampero en aquellos campos abiertos. La expectativa del público crece a medida que se acerca la hora de la prueba. Cumplidos los requisitos preliminares, Bregi efectúa 4 vueltas de pista en 2 vuelos; uno por la mañana y otro por la tarde, con una permanencia total de 16 minutos y 45 segundos, a una altura de 60 metros y una velocidad de 50 kilometros por hora. La hazaña se había cumplido…, el público deja escapar el aliento contenido durante el tiempo que duraron las pruebas. Prorrumpe en un solo grito y una estruendosa salva de aplausos rubrica el acontecimiento. En esta forma, el primer vuelo del ¨ más pesado que el aire ¨ oficialmente verificado, queda inscripto en nuestra historia aeronáutica. Al caer las primeras sombras de la tarde, el público se retira lentamente, llevando en sus retinas al maravilloso espectáculo presenciado, y el honor de ese trascendental hecho, le correspondía a Longchamps, que quedaba así ligado su nombre, a las páginas de oro de nuestras gloriosas Alas Argentinas…

Era el 6 de febrero de 1910.

Aquella lección, acicateó aún más a los jóvenes, que por aquel entonces se hallaban entregados en sus desvelos de emular a los intrépidos visitantes. Y como si aquella gloria fuera poca para Longchamps, el 17 de abril del mismo año, a Carlos Gofre le correspondió el honor de ser el primer argentino que voló solo, acto que cumplió en el mismo campo con un aparato Bleriot.

AE.jpg

(Atchison, Kansas, 24 de julio de 1897 – desaparecida en el océano Pacífico, 2 de julio de 1937) fue una aviadora estadounidense, célebre por sus marcas de vuelo y ademas de que en 1928 cruzará el atlántico

a bordo del Friendship, hidroavión Fokker del comandante Wilmer Stultz.

Clement ader, 1891.jpg

El Señor Clément Ader nacido en Muret, francia fue un ingeniero muy curioso y con una capacidad de inventiva  genial, en los años de 1880 es atraido por el vuelo humano y se decide a llevar a cabo la invención de un aparato que sea mas pesado que el aire.

Entonces construyó un planeador en forma de pájaro recubierto de plumas de oca. Siguió a este un proyecto más elaborado, el Éole, propulsado por una máquina a vaporde concepción muy original. El ingenio, una

especie de murciélago motorizado con hélice y alas articuladas de 14 m de envergadura y un peso de 300 kg una vez construido dicho aparato se dirigio hacia el parque del castillo de Armainvilliers, el  9 de Octubre de 1890, en un claro del parque, Clément se instala abordo de su invención pone en marcha el motor y el Éole se dezplaza  unos 50 metros, seria el primer despegue de un aparato mas pesado que el aire bajo el efecto de su propulsión.

blank