En la industria aeronáutica se vigila mucho el peso: cada gramo extra en un vuelo puede suponer millones en gastos. Recordemos el ahorro de 40.000 dólares al año de American Airlines al suprimir una sola aceituna de las ensaladas del menú. Por supuesto los 200 kilos de pintura que lleva cada avión como media tienen que estar muy justificados.

Detectar grietas
Antes de nada debemos preguntarnos por qué se pintan. La respuesta es que ayuda a evitar la corrosión de materiales. Entre otras razones, se escoge el color blanco porque es perfecto para ofrecer contraste.

Hace resaltar las grietas y otros desperfectos que pueden aparecer en las alas o el fuselaje. También es útil caso de choque, ya que destaca en la mayoría de los paisajes, ya sea montaña, selva o incluso en caso de hundimiento.

Combatir el calor
Otro motivo básico es evitar el recalentamiento. Todos sabemos que en una mañana de agosto es mejor salir a la calle con una camiseta blanca que con una negra.

Los aviones son propensos a las altas temperaturas por la intensa fricción con el aire. Además ayuda a evitar el recalentamiento cuando el avión está aparcado en la pista (si está volando el sol no molesta tanto, ya que al subir de altitud bajan mucho las temperaturas).

En la página profesional Airliners, la más visitada de Internet, se sugiere que otra de las razones para escoger el blanco es la intensa compraventa de aparatos entre las compañías. Ponerse de acuerdo en el mismo color hace más fáciles y baratos los intercambios (así solamente hay que repintar las partes donde va el logo).

¿Hay excepciones?
Por supuesto, todos hemos visto aviones de colores, especialmente por motivos publicitarios. Por su alta velocidad y fricción con el aire, el Concorde tenía la obligación de ser blanco en su mayoría, pero incluso este modelo fue redecorado para una lucrativa campaña de Pepsi-Cola.

Por su parte, la compañía American Airlines escogió el gris metálico para distinguirse de la competencia. En vez de pintados, la mayor parte del fuselaje va pulido, lo que según sus directivos supone un ahorro de dos millones de dólares al año (habrá que ver si compensa con el aire acondicionado extra que seguramente necesiten).

Otro caso especial son los aviones de combate, que lucen colores específicos de camuflaje para pasar desapercibidos en el medio ambiente en el que se mueven.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

blank